| 5/28/2009 12:00:00 AM

Pdte de Chrysler dice que el viernes se cerrará acuerdo con Fiat

Chrysler espera cerrar el viernes la venta de la mayor parte de sus activos a Fiat, dijo su presidente ejecutivo en la audiencia de bancarrota en una corte que está considerando si se aprueba la transacción.

NUEVA YORK -  La automotriz busca la aprobación para vender sus operaciones más fuertes a una "Nueva Chrysler", propiedad de la italiana Fiat, los sindicatos y los gobiernos de Estados Unidos y Canadá, a cambio de US$2.000 millones para los acreedores.

La aprobación sería una victoria para la Casa Blanca, que ha sido criticada por muchos especialistas en bancarrota por poco realista, por establecer un plazo de 30 a 60 días para sacar las operaciones de la automotriz del Capítulo 11 de protección por bancarrota.

Nardelli estaba respondiendo preguntas de los abogados cuando mencionó que esperaba que la venta concluya el viernes. Los comentarios parecieron sorprender al abogado que lo estaba interrogando, quien representa a un fondo de pensión de Indiana que se opone al acuerdo con Fiat.

Tom Lauria de White & Case preguntó a Nardelli si esperaba que la venta se cerrara con la necesaria aprobación de las autoridades antimonopolio, a lo cual dijo que sí.

Durante el interrogatorio sobre los pasivos que están siendo transferidos a la Nueva Chrysler, Nardelli destacó que aunque las pensiones de los trabajadores por hora iban a quedar fuera de la bancarrota, otros no iban a excluirse.

"Lee Iacocca perdió su pensión", dijo, refiriéndose al ex presidente del directorio de la automotriz.

Los abogados que se oponen a la venta dijeron en los intervalos de la audiencia que esperaban que el juez aprobara la venta, incluso pese a que aún deben escucharse cientos de objeciones.

Lauria y otros abogados dijeron que pedirán que se posponga el cierre para darle a la corte de distrito tiempo para una apelación. Los opositores a la venta enfocaron su testimonio en las negociaciones de último momento para evitar la bancarrota, el rol del gobierno de Estados Unidos y varias valoraciones de liquidación realizadas sobre la empresa.

Los que se oponen a la venta incluyen a algunos de los 800 concesionarios que Chrysler quiere cerrar, así como acreedores por bonos y retirados. Los proveedores, a los que la empresa les debe más US$5.000 millones, también han objetado el acuerdo.

 

 

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?