| 1/7/2009 12:00:00 AM

Paulson pide cambios en bancos Fannie, Freddie

Washington.- El secretario del Tesoro, Henry Paulson, dijo el miércoles que permitir a los intervenidos bancos hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac continuar funcionando como hasta ahora no es una alternativa viable.

El Congreso y el próximo gobierno deben decidir el cometido que debería desempeñar el gobierno en fomentar la propiedad de la vivienda en vista de los severos costos económicos incurridos por el contribuyente mediante la garantía implícita _ ahora explícita _ dada por los legisladores a esas dos instituciones insolventes y las consecuencias del estallido de la burbuja de la vivienda, dijo Paulson.

El gobierno se hizo cargo en septiembre de Fannie y Freddie. Paulson ofreció varias soluciones posibles para el futuro de ambas instituciones de crédito hipotecario, pero no respaldó preferencia alguna.

Una posibilidad sería despedir a todos los miembros del consejo de administración, cesar el respaldo gubernamental indirecto, dividir a ambas y venderlas al sector privado. Empero, las objeciones a esa plan incluyen su baja rentabilidad para los potenciales compradores, dijo Paulson en un discurso pronunciado ante el Club Económico de Washington.

"Siento escepticismo ante la alternativa de dividirlas y privatizarlas, venderlas como modelo sólido e incluso viable en cualquier escala sustancial sin cierto tipo de respaldo gubernamental o protección", agregó Paulson.

El secretario planteó la posibilidad ce crear una empresa parecida a una entidad de servicios públicos que garantizaría los créditos hipotecarios.

Bajo este plan, el Congreso reemplazaría a Fannie y Freddie con una o dos entidades del sector privado que adquiriría y ofrecería en forma de acciones paquetes de hipotecas con una garantía crediticia respaldada por el gobierno federal. Las nuevas empresas serían de propiedad privada pero regentadas por una comisión que establecería tasas de beneficios, indicó.

Dicha propuesta podría solucionar los conflictos inherentes entre la propiedad privada y utilidad pública que debe ser resuelta para evitar el potencial de otra crisis en la financiación hipotecaria, dijo Paulson.

"Con el conocimiento de las recientes experiencias, tenemos la responsabilidad de comenzar a trabajar ahora es una estructura a largo plazo (de estructuras de patrocinio gubernamental) que evite la peligrosa mezcla de las distorsiones y la política del mercado creada anteriormente", dijo Paulson.

Fannie Mae, con sede en Washington, y Freddie Mac, con sede en McLean, Virginia, son propietarias o garantizaron la mitad de la deuda hipotecaria pendiente en Estados Unidos, que asciende en total a 10,6 billones de dólares.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?