| 9/25/2006 12:00:00 AM

Paraguay importará carne bovina al vender toda su producción

José María Ibáñez, ministro de Industria y Comercio, anunció el lunes que "la población no puede cambiar de un día para otro sus costumbres alimenticias: siempre vivió comiendo carne vacuna pero hoy la producción va destinada a los mercados internacionales".

Asunción.- El gobierno paraguayo autorizará a los supermercados la importación de carne vacuna de Brasil, Argentina y Bolivia al quedarse desabastecido luego de vender al exterior casi la totalidad de su producción.

"Los pocos cortes que se venden en los lugares de expendio tienen precios muy altos inalcanzables para el público; estamos coordinando con la cámara de supermercados y la cámara de frigoríficos para importar el producto de los países vecinos", añadió.

Marus Llorens, presidenta de la cámara de frigoríficos, confirmó que "en principio se compraría carne bovina de las provincias argentinas vecinas a nuestro país; de Bolivia, por ahora, es imposible comprar porque tiene precios muy altos".

El banco central, por su lado, informó que entre enero y agosto de 2006, la industria de la carne exportó por valor de 356 millones de dólares, por 172.435 toneladas que representan un 33% más al volumen del año pasado.

La cifra es superior a los 320 millones de dólares ingresados en el mismo periodo de tiempo de 2005. Estados Unidos, Chile, Rusia y países asiáticos, más barcos manufactureros operando en varios mares, son los principales compradores.

Alberto Soljancic, presidente de la Asociación Rural, comentó que la falta de créditos "no nos permite aumentar el hato de ganado".

"Nuestra producción pecuaria goza de alto prestigio internacional por estar libre de aftosa, entonces tenemos pedidos de todos lados y nos quedamos en deuda con el mercado local", argumentó.
 
 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?