| 12/4/2006 12:00:00 AM

Paraguay y Brasil revisarán deuda de Itaipú

La usina hidroeléctrica sobre el río Paraná comenzó a construirse en 1976, tres años después de la firma del convenio bilateral.

Asunción.- Los ministros de Economía de Paraguay y Brasil se reunirán el martes próximo en la ciudad Foz de Yguazú para revisar la deuda de la hidroeléctrica binacional Itaipú con la empresa brasileña Electrobrás, la cual asciende a 19.000 millones de dólares.

Ernest Bergen, ministro paraguayo, confirmó el domingo que discutirá con su colega Guido Mantega la posibilidad de "ajustar los beneficios (regalías) de Itaipú para el Paraguay como consecuencia de la doble indexación vigente desde 1997", cuya eventual consecuencia positiva podría representar unos 180 millones de dólares anuales para el Estado paraguayo.

Paraguay había reclamado en agosto pasado la revisión del sistema financiero de la usina ante el crecimiento acelerado de la deuda con Electrobrás, debido a un complejo sistema de fijación de intereses de acuerdo con el comportamiento del dolar en el mercado cambiario brasileño y la inflación anual en Estados Unidos.

De los 19.000 millones de dólares, a la Administración Nacional de Electricidad (Ande) de Paraguay le correspondería unos 4.200 millones de dólares, cifra "escandalosa y espuria", según la había calificado el presidente Nicanor Duarte.

En la actualidad, Paraguay recibe unos 120 millones de dólares anuales de beneficios, dinero invertido por la administración de Duarte en obras sociales. Los gobiernos anteriores utilizaban las regalías para reforzar el pago de salarios de los más de 200 mil funcionarios públicos.

Itaipú opera con 18 turbinas siendo su capacidad de 12.600 megavatios. Abastece el 23% de la demanda brasileña de electricidad, lo cual consume el 95% de la producción de la usina. El 5% restante es suficiente para el consumo paraguayo.


AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?