| 7/7/2009 12:00:00 AM

Panasonic desarrolla robot que asiste a médicos

La multinacional Panasonic Corp. ha diseñado un robot médico que dispensa medicamentos a los pacientes, en la primera incursión en robótica de la enorme firma japonesa de productos electrónicos.

TOKIO — Panasonic Corp. dijo el martes que ha diseñado un robot médico que venderá a hospitales japoneses a partir de marzo próximo y lo comercializará más adelante en Estados Unidos y Europa. El vocero de Panasonic Akira Kadota dijo que el robot costará cientos de miles de dólares.

"Este robot es el primero en nuestro proyecto robótico. Organiza medicamentos inyectables para los pacientes, ahorrando tiempo a los empleados farmacéuticos", agregó.

El robot no tiene aspecto humanoide. "Se parece a un armario con muchos cajones pequeños", dijo Kadota.

Los farmacéuticos ponen medicamentos en el robot, que almacena información médica de los pacientes. El robot después determinará el medicamento para cada paciente y lo colocará en el cajón respectivo con el nombre de aquél.

Panasonic, con sede en Osaka, espera que los ingresos anuales del robot y otros robots médicos alcancen los 30.000 millones de yenes (315 millones de dólares) en el año financiero que concluirá en marzo de 2016.

Japón tiene una de las principales industrias robóticas en el mundo y el gobierno promueve el desarrollo de ese sector como un camino al crecimiento. La automotriz Honda Motor Co. ha desarrollado el Asimo, del tamaño de un niño, que puede caminar y hablar.

Este año, el Instituto Nacional de Ciencias Industriales Avanzadas y Tecnología, una organización respaldada por el gobierno japonés, develó un robot con rostro femenino que camina y habla, pero todavía no ha recibido la aprobación según las normas de seguridad y no puede ayudar a los seres humanos con sus tareas domésticas.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?