| 12/16/2005 12:00:00 AM

Panamá y E.U. reactivan TLC en Washington

Las negociaciones, que corresponden a la novena ronda, se reanudan en medio de un contexto político que es favorable en el gobierno y el sector empresarial de Estados Unidos, pero no necesariamente en el Congreso.

Panamá y Estados Unidos reanudarán el martes sus negociaciones de libre comercio después de casi un año de estancamiento, y fuentes panameñas adelantaron que venían a Washington con "el espíritu positivo" de cerrar un trato al concluir esta misma ronda el jueves.

El proceso, que se estancó en febrero de 2005, fue destrabado por presidente George W. Bush en una visita a su colega panameño Martín Torrijos al retornar en noviembre de la Cumbre de las Américas en Mar del Plata, Argentina.

La ceremonia de reanudación figura en la agenda de Rob Portman, el jefe negociador de comercio exterior del gabinete de Bush, pero su oficina no pudo confirmar si Portman estará presente.

Las negociaciones han avanzado hasta un 95% en las ocho rondas realizadas hasta su paralización por intransigencia de Estados Unidos a ceder terreno en algunos productos agroindustriales, particularmente el azúcar y arroz, que Panamá considera "altamente sensibles".

Aun cuando la delegación panameña no ha adelantado su estrategia, el jefe negociador Estif Aparicio dijo que el tratado representa para Panamá la necesaria competitividad que requiere el país para ganar mercados externos.

Junto con Aparicio estarán presentes los ministros de Comercio e Industrias Alejandro Ferrer y Desarrollo Agropecuario Laurentino Cortizo, así como más de 50 empresarios.

"Venimos con el espíritu positivo, con disposición de cerrar un trato", dijo el lunes un miembro de avanzada de la delegación panameña hablando bajo condición de no ser identificado.

Las negociaciones, que corresponden a la novena ronda, se reanudan en medio de un contexto político que es favorable en el gobierno y el sector empresarial de Estados Unidos, pero no necesariamente en el Congreso.

El tratado de libre comercio con Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-RD) no pudo entrar en vigencia el 1 de enero, como estaba negociado, lo que ha ocasionado frustración entre empresarios y legisladores.

La oficina de Portman ha dicho que el CAFTA-RD entrará en vigor "progresivamente", según como cada país complete los cambios pertinentes en sus leyes y Costa Rica culmine a su vez el proceso de ratificación por su congreso.

Igualmente, el gobierno desea disipar con acuerdos concretos la sensación de fracaso en la Cumbre de las Américas de su proyecto de revivir el ALCA (Area de Libre Comercio de las Américas). Allí obtuvo el respaldo sólo de 29 de los 34 países presentes.

Bush ha concluido hace un mes las negociaciones de un tratado con Perú y se apresta a reanudar el diálogo con Colombia y Ecuador en los próximos días. Igualmente, ha hecho que las negociaciones con Panamá coincidan con su firma del tratado de libre comercio con Bahrain, el jueves en la Casa Blanca.

Pero, el ánimo en el Congreso sigue siendo de resistencia a los tratados comerciales. El Capitolio ha sido remecido por un escándalo de corrupción, tiene en agenda el debate de una ley de inmigración y se prepara además para una renovación parcial con elecciones en noviembre.

En medio de ese panorama, Bush difícilmente pediría al Congreso ratificar un nuevo tratado comercial.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?