| 4/29/2011 3:20:00 PM

Panamá espera que TLC con EE.UU. llegue al congreso antes de agosto

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, confía en que el Tratado de Libre Comercio (TLC) llegue al Congreso de EE.UU. para su ratificación antes del mes de agosto, y descarta "cualquier dificultad" en este trámite.

Washington - Así lo dijo hoy Martinelli en una conferencia en el Woodrow Wilson International Center de Washington, en la que explicó los avances democráticos y económicos de su país.

El mandatario panameño, que visita la capital de EE.UU. por primera vez como presidente, fijó ayer el TLC como una prioridad en una reunión con su homólogo estadounidense, Barack Obama.

Ambos dirigentes coincidieron ayer en que el TLC, pendiente de ratificación en el Congreso desde 2007, beneficiará a ambas naciones.

En su alocución de hoy, Martinelli subrayó en dos ocasiones que el Tratado "no dañará el mercado laboral de EE.UU. sino que, al contrario, permitirá la creación de puestos de trabajo".

"No esperamos ninguna dificultad en el proceso de ratificación porque es un tratado muy bueno para los dos países y Panamá es un aliado muy especial de EE.UU.", abundó Martinelli.

El Gobierno estadounidense había expresado la semana pasada su intención de iniciar "cuanto antes" el proceso legislativo para aprobar el TLC, aunque no ha querido fijar una fecha para el comienzo de las primeras reuniones técnicas para ello en el Congreso.

Washington calcula que la puesta en marcha del tratado convertiría el 75% de las exportaciones en libres de impuestos "inmediatamente".

Panamá ha importado en los últimos cinco años bienes de EE.UU. por valor de US$10.843,69 millones y exportado mercancías a esa nación por US$1.781,03 millones, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) de ese país.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?