| 6/27/2007 12:00:00 AM

Panamá y EEUU firman TLC el jueves

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR) dijo el martes que el tratado será firmado por su directora Susan Schwab y el ministro panameño de Comercio, Alejandro Ferrer.

Washington.- Estados Unidos y Panamá firmarán su tratado bilateral de libre comercio el próximo jueves, cerrando un capítulo que quedó abierto hace medio año cuando ambas partes dejaron pendientes de negociación los temas laborales y medioambientales.

El escenario será el Salón de las Américas, un recinto predilecto de Panamá ya que allí se firmaron justamente hace 30 años los tratados que devolvieron el Canal de Panamá a jurisdicción panameña.

Los firmantes de esos tratados fueron el presidente Jimmy Carter y el hombre fuerte de Panamá, Omar Torrijos, padre del actual presidente panameño, Martín Torrijos.

El tratado de libre comercio quedó abierto en diciembre a los lineamientos sobre temas laborales y medioambientales que iban a buscar el gobierno y la nueva mayoría demócrata en el Congreso. Las bases fueron logradas en mayo.

El anuncio de la firma se produjo luego también que USTR informara esta semana que llegó a un acuerdo con Perú sobre las enmiendas en esos campos que se insertarán al tratado bilateral firmado hace 14 meses.

Con esas provisiones, el tratado con Perú se ha ubicado en la primera posición para entrar a debate de ratificación en el Congreso, donde también espera turno el acuerdo con Colombia.

La negociación del tratado con Panamá ha pasado por dificultades. El proceso estuvo paralizado en gran parte del año pasado debido a que las partes no pudieron ponerse de acuerdo sobre medidas fitosanitarias.

El comercio bilateral entre Estados Unidos y Panamá es de unos 2.500 millones de dólares. Las exportaciones estadounidenses llegan a unos 2.200 millones.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?