| 3/25/2008 12:00:00 AM

Palm reporta resultados del tercer trimestre del año fiscal 2008

Sunnyvale, California.- Palm, Inc. reportó sus ingresos para el tercer trimestre del año fiscal 2008, que finalizó el 29 de febrero, por la cantidad de US$312,1 millones.

Impulsadas por la sólida demanda del teléfono inteligente Palm Centro las ventas alcanzaron la cifra récord de un total de 833.000 unidades, lo cual representa un aumento del 13% en comparación con el año anterior. Los ingresos en concepto de los teléfonos inteligentes fueron de US$275,4 millones.

“Centro ha tenido más éxito inicial que cualquier teléfono inteligente en la historia de Palm”, dijo Ed Colligan, presidente y principal jefe ejecutivo (CEO) de Palm. “El diseño  de Centro, así como su  precio y su gama de funciones fáciles de usar están logrando expandir la base de clientes de Palm, debido a que más del 70% de los compradores de Centro están migrando de teléfonos celulares tradicionales”, añadió Colligan.

Las utilidades antes de los intereses, los impuestos, la depreciación y la amortización, o EBITDA, tuvieron un monto negativo de US$28.4 millones. EBITDA, ajustada para añadir compensación atrasada basada en acciones, otros gastos no operacionales y cargos de reestructuración, o EBITDA Ajustada, alcanzó el monto negativo de US$9,5 millones.

Durante el segundo trimestre del año fiscal 2008, Palm clasificó nuevamente sus valores de tasa de subasta, que son actualmente ilíquidos para activos no corrientes que se muestran en su balance general consolidado condensado incluido más adelante, por la cantidad de $74.7 millones al final del tercer trimestre del año fiscal 2008.

 

Palm se encuentra en el proceso de completar un análisis de disminución del valor y espera registrar un cargo de disminución del valor que estará disponible en el reporte trimestral de Palm en el Formulario 10-Q.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?