| 5/27/2010 12:20:00 PM

Países ricos prometen fondos millonarios contra deforestación

Los países en desarrollo prometieron el jueves más de US$4.000 millones para financiar un programa que ayudará a las naciones pobres a proteger sus bosques y reducir el aumento del calentamiento global.

Noruega  — Una agencia para controlar la ayuda estará en funcionamiento antes de que comiencen las conversaciones de las Naciones Unidas sobre el clima en Cancún, México, hacia fines de año, dijo el comisionado del clima de la Unión Europea en una conferencia sobre deforestación en Oslo.

Asimismo Indonesia accedió a una moratoria de dos años en la emisión de nuevos permisos de deforestación como parte de un acuerdo de US$1.000 millones con Noruega, país que pagará a Indonesia una suma fija por cada tonelada de emisiones de anhídrido carbónico que reduzca por medio de la preservación del bosque húmedo.

Noruega tiene un acuerdo similar con Brasil desde mediados de la década de 1990.

Se cree que la deforestación produce hasta un 20% del anhídrido carbónico liberado en la atmósfera, porcentaje similar a las emisiones de todos los automóviles, camiones, trenes, aviones y barcos del mundo combinados.

El nuevo programa llamado REDD Plus, o Reducción de Emisiones de Deforestación y Degradación, estimulará a los países ricos a financiar voluntariamente los proyectos de protección de los bosques coordinando a la vez la ayuda para evitar los desechos y asegurar la transparencia del proceso.

Fue aprobado —aunque no implementado— durante las conversaciones de la ONU sobre el clima en Copenhague en diciembre.

En Oslo, Alemania, Francia, Noruega, Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia y Japón prometieron US$4.000 millones para financiar REDD Plus hasta 2012. El jueves, Dinamarca y Suecia agregaron otros US$73 millones al esfuerzo.

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?