| 12/16/2005 12:00:00 AM

Países pobres sellan alianza en Hong Kong

La alianza no tiene nombres "ni es contra nadie", aseguró el canciller de Brasil, Celso Amorím.

Un centenar de países en desarrollo selló el viernes una alianza para trabajar juntos en sus reivindicaciones en los debates de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

La alianza fue sellada tras una reunión entre el Grupo de los 20 (G-20), el G-33, el de los Países de Africa, Caribe, Pacífico (ACP), el de los Países de Menor Desarrollo (LDC, por sus siglas en inglés), el Grupo Africano y el de las Pequeñas Economías.

Entre todos suman 120 de los 149 países miembros de la OMC.

La unión fue vista como una táctica de presión a Estados Unidos y Japón para que hagan mayores concesiones en el acceso de productos libres de aranceles desde naciones LDC o para que la Unión Europa acceda a una mayor apertura de sus mercados agrícolas.

En su encuentro, los delegados decidieron "coordinar mejor los esfuerzos para desarrollar un enfoque común en los asuntos de interés compartido", dijeron los grupos en un comunicado conjunto divulgado a la prensa.

La alianza no tiene nombres "ni es contra nadie", aseguró el canciller de Brasil, Celso Amorím.

En las negociaciones "tenemos que movernos hacia adelante y no hacia adelante para un puñado de países, sino en la dirección de más de 100", dijo por su parte el ministro de Comercio de India, Kamal Nath.

"Representamos apenas menos de uno por ciento del comercio mundial...no entendemos que no haya ayuda", dijo el delegado de Zambia, Dipak Patel, representante de los países LDC, unos 32 en el mundo y que tienen un ingreso anual per capita de 750 dólares.

En una conferencia de prensa conjunta, los ministros dijeron entender que sus demandas no podían ser todas atendidas en las conversaciones de Hong Kong, pero que la alianza era una forma de mantener un frente unido a pesar de las diferencias entre los distintos grupos, e incluso, en el mismo seno de ellos.

Esos empobrecidos países de LDC, por ejemplo, desean acceso libre de impuestos y cuotas para todos su productos, pero Estados Unidos y Japón señalan que para otorgar esas preferencias desean flexibilidad y discreción a fin de limitar la lista de productos y de países.

Por ejemplo, Estados Unidos se muestra renuente a dar acceso libre de aranceles a los productos textiles de Bangladesh y Japón no está conforme con la inclusión del arroz en la lista de esos productos.

Por su parte, Brasil e India, del G-20, presionan por la eliminación de las barreras comerciales en el sector agrícola, donde ambos países tienen enorme poderío.

La Unión Europea ha criticado la resistencia de Estados Unidos a la medida, mientras que Washington responsabiliza a la UE por el actual estancamiento sobre el comercio de productos agrícolas.

El anuncio de la reunión de los países en desarrollo el jueves fue visto como una táctica de presión a Estados Unidos y Japón para que hagan mayores concesiones en el acceso libre de aranceles.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?