| 4/16/2013 3:24:00 PM

Países avanzados aún encaran difícil camino hacia equilibrio fiscal

Las economías avanzadas han reducido "los riesgos a corto plazo" gracias al progresivo proceso de consolidación fiscal en marcha, pero algunas como EE.UU., Japón o España "aún encaran un prolongado y difícil camino hacia la sostenibilidad fiscal", indicó el FMI.

"El continuado progreso en reducir los déficit de las economías avanzadas y una gradual mejora en el contexto externo han rebajado los riesgos fiscales a corto plazo", indicó hoy el informe sobre la situación de los déficit fiscales mundiales del FMI.

No obstante, advirtió "que muchas economías avanzadas encaran un prolongado, difícil e incierto camino hacia la sostenibilidad fiscal", con países como Estados Unidos, Japón, Reino Unido o España todavía con elevados niveles de endeudamiento.

Según los datos del Fondo, las economías avanzadas continuaron el proceso de reducción de déficit fiscal a un ritmo de 0,75 % del Producto Interior Bruto (PIB) en 2012, y se espera que durante 2013 el ritmo se eleve al 1 %.

Especialmente, el Fondo destaca el caso de EE.UU. que ha llevado a cabo "uno de los mayores ajustes fiscales de las últimas décadas", aunque advierte que es "claramente excesivo a la luz de las consideraciones del ciclo económico" por sus efectos sobre el crecimiento.

Estados Unidos ha puesto en práctica un abrupto paquete de medidas de consolidación fiscal, que comenzó con la subida de impuestos generalizadas a comienzos de año y se complementó con los agudos recortes de gasto público que entraron en vigor en marzo pasado.

Por su lado, la eurozona, que ha llevado a cabo un considerable ajuste, también "ha visto reducirse notablemente sus riesgos a corto plazo gracias a las decididas acciones políticas y la mejora de las condiciones de mercado". 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?