| 1/13/2007 12:00:00 AM

Padres de familia no están obligados a comprar útiles y uniformes de marca

Tampoco están obligados a adquirir al inicio del año la totalidad de los útiles escolares que se incluyen en la lista. Estos pueden ser adquiridos en la medida en que sean requeridos para el desarrollo de las actividades escolares.

Bogotá.- La ministra de Educación, Cecilia María Vélez White, advirtió que los padres de familia no están obligados a comprar uniformes y útiles escolares para sus hijos, de marcas exclusivas o proveedores definidos por la institución educativa.

“Estamos regulando es que estos textos no pueden ser comprados a proveedores específicos, ni los uniformes. Realmente los colegios no pueden montar negocios en torno a la compra de los útiles o a la compra de los uniformes”, manifestó Vélez White.

A través de la Circular 02, del 19 de enero de 2006, sobre “cobros y exigencias al momento de la matrícula”, el Ministerio de Educación reguló estas exigencias. Tampoco se obliga a los padres a entregar al colegio los útiles o textos para que sean administrados por el establecimiento educativo.

Así mismo está prohibido a los establecimientos educativos vender textos y uniformes, con excepción de textos que no puedan ser adquiridos en el mercado.

La circular aclara que los gobiernos escolares (órganos de participación), a través del proyecto educativo institucional y el manual de convivencia, podrán hacer acuerdos relacionados con los útiles, materiales pedagógicos, textos y uniformes, “siempre y cuando estos acuerdos no sean contrarios a la reglamentación vigente”.

La Ministra indicó que los padres de familia que tengan quejas o reclamos pueden dirigirse a las secretarías de educación, las cuales harán las investigaciones respectivas.

 

SNE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?