| 10/29/2009 8:40:00 AM

Oro supera los US$1.030 ante baja de dólar

Los precios del oro subían de vuelta por encima de US$1.030 la onza el jueves en Europa, debido a que el dólar cedía ganancias frente al euro antes del dato clave de crecimiento económico de Estados Unidos programado para más tarde en la sesión.

Londres  - Cierta demanda física está volviendo al mercado debido a que los precios caían a mínimos de tres semanas, dijeron operadores.

El oro al contado operaba a US$1.034,65 la onza a las 1014 GMT, frente a US$1.026,85 al cierre el miércoles en Estados Unidos. Más temprano tocó un mínimo de tres semanas de US$1.025,75 la onza.

"La estabilización en el dólar durante la noche ha ayudado al oro, y tenemos algo de interés en el lado físico", dijo Walter de Wet, analista de Standard Bank.

"Nuestra visión es que vamos a ver una tendencia general de debilidad del dólar en el próximo trimestre", agregó.

Una débil lectura podría afectar la confianza en la economía mundial, provocando potencialmente ventas de divisas de mayor rendimiento en favor del dólar, afectando al oro, dijeron analistas.

En los mercados en general, las acciones europeas pasaban a positivo en una agitada apertura, mientras que los títulos mundiales tocaron otro mínimo de tres semanas el jueves debido a que decepcionantes resultados corporativos en Europa y débiles datos en Estados Unidos aumentaban las dudas sobre la economía.

En tanto, los precios del petróleo avanzaban por encima de US$77 el barril, recuperando parte del terreno perdido tras la caída de un 2,6 % de la sesión previa.

Entre otros metales preciosos, la plata al contado operaba a US$16,32 la onza frente a US$16,09, tras la baja de un 3,3 % de la jornada anterior.

El platino subía a US$1.316,50 la onza frente a US$1.303,50, mientras que el paladio trepaba a US$317 desde US$313,50.



(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?