| 10/31/2007 12:00:00 AM

Oro supera 800 dólares la onza

El fuerte aumento del oro no asusta a los inversores, sino todo lo contrario, dijo George Milling-Stanley, vocero del Consejo Mundial del Oro.

Nueva York_  Después de un lapso de 27 años, el oro regresó al precio elevado de 800 dólares la onza troy el miércoles. Pero esa cifra, que dejó a todos boquiabiertos en 1980, difícilmente causaba preocupación ahora, fuese a un inversor o al comprador de un collar de 14 quilates.

Los precios del oro aumentaron más de 100 dólares la onza en dos meses, ya que la debilidad del dólar, los precios récord del petróleo y los temores generados por la tensión política mundial acrecientan el atractivo de los metales preciosos como inversión segura. La decisión de la Reserva Federal de reducir su tasa de interés de referencia por segunda vez en dos meses ayufó al oro a superar la marca de los 800 dólares.

El banco central redujo su tasa en un cuarto de punto a 4,50% en un intento por evitar la desaceleración de la economía en medio de la caída del mercado inmobiliario y el endurecimiento del crédito.

El fuerte aumento del oro no asusta a los inversores, sino todo lo contrario, dijo George Milling-Stanley, vocero del Consejo Mundial del Oro.

"Una de las cosas que ha caracterizado al mercado alcista desde abril de 2001 es que los inversores han visto en cada baja del precio una oportunidad para comprar", dijo Milling-Stanley. "Los aumentos también los han visto como oportunidades para la compra".

Según los pronósticos, la demanda de joyas tampoco caerá. Esto se debe en parte a que los precios del oro tendrían que superar los 2.000 dólares la onza para alcanzar el récord de 1980 ajustado por inflación.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?