| 6/23/2008 12:00:00 AM

Oro sigue al petróleo al alza. Mercados pendientes de la Fed.

LONDRES - El oro subía en Europa el lunes, porque el avance de los precios del petróleo impulsó la compra del lingote como cobertura contra la inflación.

Sin embargo, las ganancias fueron frenadas por un dólar más firme como consecuencia de flojos datos económicos europeos.

El oro avanzaba a 902,45/903,40 dólares la onza a las 1137 GMT, desde 901,35/902,75 dólares el viernes en Nueva York.

El petróleo subió durante el fin de semana porque operadores especulaban de que un prometido aumento de la producción de Arabia Saudita no conseguiría compensar la caída de la producción de Nigeria, y en medio de tensiones geopolíticas.

"Prevemos que los altos precios del petróleo llevarán una mayor inversión al oro," dijo el analista del Commerzbank, Eugen Weinberg.

"Las presiones inflacionarias que estamos observando en todo el mundo seguirán empujando a los inversores hacia el oro, porque el oro es considerado como un activo de refugio seguro contra la inflación," explicó.

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal estadounidense sostendrá desde el martes una reunión de dos días para fijar tasas de interés. Se prevé que deje las tasas en un 2 por ciento, pero que endurezca su discurso sobre la inflación en su declaración final.

La resistencia del oro después de superar los 900 dólares la onza el jueves pasado también es positiva desde un punto de vista técnico, sostuvo.

Entre otros metales preciosos, el platino al contado avanzaba a 2.060,00/2.070,00 dólares por onza, desde 2.048,50/2.068,50 dólares en Nueva York.

El paladio ganaba a 470,50/478,50 dólares la onza, desde 469,50/477,50 dólares la onza, mientras que la plata al contado estaba a 17,25/17,30 dólares la onza, desde 17,36/17,43 dólares en Nueva York.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?