| 9/1/2008 12:00:00 AM

Oro cae en línea con el petróleo y por avance del dólar

LONDRES- El oro retrocedía el lunes en línea con los precios del crudo, que caían porque el huracán Gustav no ganaría fuerza, y presionado por un fortalecimiento del dólar frente al euro.

El platino cedía cerca de un 4 por ciento, presionado por las pobres ventas de automóviles y la desaceleración de la economía estadounidense. Ese metal ha bajado casi un 40 por ciento desde que se disparó en marzo a un récord de 2.290 dólares la tonelada.

El oro al contado bajaba a 829,80/831,80 dólares la onza a las 1201 GMT, frente a los 830,35/832,35 dólares que marcó el viernes al cierre del mercado estadounidense.

"El oro seguirá al precio del petróleo prácticamente dólar por dólar," dijo el analista Robin Bhar de Calyon. "Y será limitado por el fortalecimiento del dólar," agregó.

El crudo retrocedía porque el huracán Gustav no cobraría fuerza mientras se aproxima a la costa de Luisiana, tras obligar el cierre de nueve refinerías y de casi toda la producción estadounidense en el Golfo de México.

El llamado índice del dólar subía hacia un máximo de ocho meses, mientras que la divisa estadounidense avanzó a su mayor nivel en más de dos años contra la libra esterlina. Un dólar más fuerte encarece a los metales para los tenedores de otras monedas.

"Esto es simplemente una amplia consolidación del oro. Hay resistencia cerca de los 840-850 dólares la onza," dijo Bhar.

Pero en el largo plazo, muchos analistas mantienen una postura alcista, citando la fuerte demanda de joyas y monedas de oro.

"En las primeras dos semanas de agosto se vendieron 60.000 monedas de oro en Estados Unidos. La Casa de la Moneda de Estados Unidos describió la actividad como sin precedentes, porque nuevos inversores minoristas entraron al mercado," precisó Meridian Fund Managers en una nota de investigación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?