| 11/17/2009 8:20:00 AM

Oro baja pero dólar débil brinda soporte

El oro retrocedía el martes desde los máximos históricos que tocó el día anterior, pero se mantenía cerca de US$1.140 la onza, con los inversores aún considerándolo una alternativa de inversión atractiva ante la posibilidad de que el dólar siga débil.

Tokio  - Después de que el oro alcanzó nuevos máximos históricos la semana pasada, los inversores se han vuelto cautelosos sobre una mayor volatilidad, y se espera que el volumen de negocios caiga la próxima semana antes del feriado del Día de Acción de Gracias.

Los inversores también están recelosos por las gran cantidad de posiciones abiertas remanentes en las opciones de compra de futuros de oro para diciembre a un precio de ejecución de US$1.200, que expirarán la próxima semana.

Adquirir opciones de compra ha sido una estrategia para ganar exposición al oro.

"Las compras fueron cediendo antes de alcanzar US$1.150, lo que sugiere que los inversores no están apurados por empujar los precios más allá de ese nivel", dijo Kazuhiko Saito, analista en jefe de Fujitomi Co en Tokio.

"Por ahora, ellos prefieren recoger ganancias antes que perseguir los precios al alza. También existe cautela acerca de una mayor volatilidad la próxima semana, cuando Tokio y los mercados estadounidenses estén cerrados y el volumen de negocios caiga", agregó Saito.

A las 0605 GMT, el oro al contado retrocedía un 0,3 %, a US$1.135,25 la onza, comparado con el cierre en Nueva York a US$1.139,05. El metal precioso llegó más temprano a US$1.140,85 y el lunes tocó un récord a US$1.143,25 la onza.

Los futuros del oro estadounidense para entrega en diciembre caían un 0,32 %, a US$1.135,60 la onza, comparado con US$1.139,20 la onza en la división de metales COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York.

Los futuros llegaron a subir hasta US$1.141,30 el martes más temprano, no muy lejos del máximo histórico a US$1.144,20 que alcanzaron el día anterior.

Aunque los precios podría sucumbir a la toma de ganancias cerca de US$1.130, el impulso continúa siendo favorable para el oro al no haber variación en las estimaciones de que el dólar seguirá débil, dijeron analistas y operadores.

El ascenso del oro ha sido impulsado por una combinación de la debilidad en el dólar, inquietudes inflacionarias y dudas respecto a una incipiente recuperación económica.

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, dijo el lunes que la Fed está atenta a los cambios en la divisa, dando un leve impulso al dólar. Pero Bernanke también indicó que las tasas estadounidenses continuarán en cero por algún tiempo.

Las ganancias en el oro gatillaron un interés en otros metales preciosos, lo que posibilitó subidas en el platino, el paladio, la plata y el rodio que los llevaron el lunes a sus niveles más sólidos en más de un año.


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?