| 4/16/2009 12:00:00 AM

Oriente Medio y Asia emergen como socios de Latinoamérica

RIO DE JANEIRO— Asia y Medio Oriente emergen como socios comerciales y fuentes de inversión en América Latina, en momentos que la crisis financiera golpea especialmente a Estados Unidos y Europa, dijeron el jueves expertos que asisten al Foro Económico Mundial.

El fenómeno de este acercamiento sur-sur va más allá del apetito chino por los productos básicos latinoamericanos.

Empresas de países como China, India, Kuwait y los Emiratos Arabes Unidos ya tienen inversiones en países de la región, en áreas tan variadas como infraestructura y alimento, mientras las ventas desde Latinoamérica hacia esas naciones crecen pese a la crisis.

Los ejemplos abundan: Temasek, el holding estatal de inversiones de Singapur, abrió oficinas en México y Brasil en busca de inversiones, mientras Dubai Ports está operando en Perú.

"Quizás una de las tendencias más interesantes en la última década, desde antes de la crisis, es la creciente relación sur-sur, y no creo que la crisis vaya a cambiar la tendencia", comentó Javier Santisa, economista y director de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde).

"Lo mejor que le puede pasar a América Latina es que China, India, Emiratos Árabes Unidos y otros países mantengan interés en la región, porque si lo mantienen, los países de la Ocde también seguirán interesados", agregó Santisa, de nacionalidad española.

En el mismo sentido, el economista brasileño Luiz Furlan, ex ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, consideró que existe una complementariedad entre América Latina y China en alimentos que últimamente se ha extendido también al campo energético.

La producción de etanol a base de caña de azúcar y biodiesel de origen vegetal producidos en América Latina ofrecen alternativas limpias de energía que han captado la atención del gigante asiático.

"Brasil, Colombia y otros países están avanzando en la generación de energías limpias que podrían beneficiar a Asia", comentó Furlan.

El abogado británico Daniel Brennan, de la firma Matrix Chambers, destacó el interés de países de Medio Oriente y Asia por los alimentos y las tierras en Latinoamérica.

"Si pensamos en Kuwait, Qatar, Abu Dhabi, Arabia Saudita, estamos hablando de un enorme potencial de inversiones. Esos países quieren cambiar su dinero y su energía por alimento", opinó Brennan

Lo mismo sucede con Asia, según el abogado, quien destacó que 14 empresas de la India han adquirido tierras en Paraguay y Uruguay, y ya están pensando en Argentina y Brasil, mientras proyectos de infraestructura de empresas orientales podrían alcanzar a US$250.000 millones en México, Colombia y Brasil.

Para Alessandro Teixeira, presidente de la Asociación Brasileña de Promoción de Exportaciones, el interés por la región obedece al elevado retorno que reciben las empresas extranjeras que invierten en América Latina, pero también a un cambio mundial en el flujo de inversiones.

Históricamente, dijo, Estados Unidos era el origen de 22% de la inversión extranjera directa en el mundo, y en los últimos años cayó a 15%, mientras Europa pasó de 50% a 46%.

Al mismo tiempo, Latinoamérica pasó de un promedio histórico de 3 a 4% de la inversión foránea mundial a 9% en 2008, mientras Asia pasó de 10% a 12%, impulsado por el crecimiento de China, Corea, Tailandia e Indonesia.

Según Teixeira, esa tendencia ha abierto el camino para un mayor acercamiento interregional, con intercambio y el surgimiento de empresas conjuntas.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?