| 8/29/2006 12:00:00 AM

Ordenan expropiar campos de golf en Venezuela

El procurador metropolitano, Juan Manuel Vadell, dijo a la AP que desde el pasado 24 de agosto entró en vigencia un decreto de la alcaldía capitalina que ordena la "adquisición forzada" de los campos del Caracas Country Club y la Asociación Civil Valle Arriba Golf Club.

Caracas.- La Alcaldía Metropolitana de Caracas decretó la expropiación de los campos de golf que funcionan en la capital, declaró el martes un funcionario de esa dependencia.

Vadell precisó que también "ya fue firmado" el decreto de "adquisición forzada" de los campos de golf del Lagunita Country Club, y que sólo se está a la espera de la publicación de la medida en la Gaceta Metropolitana para que sea efectiva.

El procurador explicó que el procedimiento prevé la publicación en los "próximos días" de una convocatoria para los propietarios de los campos, quienes tendrán "30 días para comparecer" ante la Alcaldía Metropolitana.

Señaló que a partir de ese momento se abrirá un "lapso de negociación" en el que los propietarios serán notificados sobre el situación de su inmueble, y se constituirá una comisión de peritos que valorará los terrenos y determinará el precio bajo el cual comprará la Alcaldía Metropolitana los activos.

"Lo que dice esa comisión de peritos sobre el valor es lo que nosotros cancelamos", añadió.

Vadell desestimó la declaración que realizó el concejal opositor, Carlos Ciordia, en cuanto a que la Alcaldía Metropolitana no dispone de dinero para adquirir los campos de golf.

"Ya tenemos un dinero ya direccionado para eso... el dinero no lo vemos como un problema sino como una dificultad", indicó el funcionario.

El alcalde oficialista de Caracas, Juan Barreto, defendió el martes el decreto de expropiación y señaló a la televisora estatal que la medida permitirá la "democratización de las tierras, la reubicación de las familias de clase media, el uso social y el uso público de lo deben ser espacios públicos".

Barreto dijo que su despacho tiene planes de construir viviendas en las 147 hectáreas, que conforman los campos de golf de los tres clubes, para beneficiar a unas "50.000 personas".

El presidente del Banco Venezolano de Crédito, Oscar García Mendoza, expresó que la medida, la cual calificó de "visceral", responde a una acción política del gobierno para "distraer la situación del país" en medio de la campaña electoral.

"Esto no es una expropiación que persigue ningún fin de beneficio colectivo... sino más bien es una violación a la propiedad privada que lo que parece (es) una continuación del comunismo al que nos quiere llevar esta gente", acotó García Mendoza, quien habita en el Caracas Country Club, una urbanización de clase alta que data de 1918.

"Cuando se están expropiando las cosas en el país qué inversionista extranjero va a venir a traer sus dineros... No van a venir al país que están manejados unos comunistas locos, irresponsables", agregó a la prensa.

Al ser consultado sobre que las acciones tomará como habitante y socio del Caracas Country Club, García Mendoza manifestó que no tenía idea. "Este un gobierno en donde no hay estado derecho... aquí no hay estado de derecho donde uno pueda defender su propiedad".

La Constitución garantiza el derecho a la propiedad privada, pero prevé que "por causa de utilidad pública o interés social, mediante sentencia firme y pago oportuno de justa indemnización, podrá ser declarada la expropiación de cualquier clase de bienes".
 
 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?