| 10/11/2007 12:00:00 AM

Ordenan demorar construcción de cerca fronteriza en Arizona

Una juez federal ordenó el miércoles suspender temporalmente la construcción de un sector de 2,4 kilómetros de cerca en la frontera entre Arizona y México en una zona de conservación de la fauna silvestre.

WASHINGTON _ Los grupos ambientalistas Sierra Club y Defenders of Wildlife (Defensores de la Fauna) habían solicitado una demora de 10 días, en una petición que argumentaba que la Oficina de Administración Territorial y otras agencias gubernamentales no efectuaron un estudio riguroso de los efectos de la cerca sobre el ambiente.

La juez federal Ellen Segal Huvelle dijo que concedió la demora porque el gobierno federal no explicó la razón por la cual efectuó una evaluación ambiental a toda prisa y rápidamente comenzó a construir la cerca.

En repetidas ocasiones le pidió al abogado del gobierno, Gregory Page, que explicara por qué las agencias sólo se llevaron tres semanas para efectuar la evaluación ambiental.

La juez dijo que la cantidad de tiempo empleada para un estudio así no tenía precedentes, y consideró que el gobierno estaba intentando "meter a la fuerza" el estudio ambiental e iniciar la construcción "antes de que alguien se despertara".

Huvelle también cuestionó por qué no se actuó con la misma urgencia para construir las cercas fronterizas en Texas y California.

"Las razones de la urgencia no han sido explicadas suficientemente", señaló la juez.

El presidente George W. Bush firmó una ley el año pasado donde le ordena al Departamento de Seguridad Interior que construya 1.126 kilómetros (700 millas) de cerca a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos.

Ya casi se terminó de construir en otras partes de la frontera entre México y Arizona, pero la cerca propuesta enfrenta una fuerte oposición en Texas.

Los opositores han dicho que obstaculizará el flujo de fauna silvestre, e interrumpirá el comercio y la forma de vida binacional a lo largo de la frontera. Sus partidarios argumentan que disminuirá la inmigración de indocumentados y se requiere para la seguridad nacional.

Page argumentó que el construir la cerca en el área de conservación no sólo atendería un problema de seguridad nacional, sino también los problemas ambientales provocados por miles de indocumentados que pasan a través del área de conservación, a pie y en automóvil, dañando la fauna y dejando basura a su paso.

"Cuando se suprime un problema de seguridad fronteriza que en sí mismo provoca problemas ambientales, se actúa como un administrador de la tierra", señaló Page.

Huvelle hizo notar que su decisión podría ser sobreseída por Michael Chertoff, secretario de Seguridad Interior, que puede ignorar todas las leyes ambientales con el fin de construir la cerca.

El Departamento de Seguridad Interior examinará la decisión y sus opciones, dijo el vocero Russell Knocke.

"La población de Arizona y, con toda franqueza, los estadounidenses en general han sido claros en que quieren más seguridad fronteriza. La decisión de hoy no mermará nuestra determinación de cumplirles", añadió.

La juez programó una conferencia telefónica con las partes para el jueves por la tarde con el fin de determinar los próximos pasos a seguir.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?