| 12/14/2006 12:00:00 AM

OPEP mantiene sin variar la producción

La medida fue adoptada por la OPEP en su reunión en Abuja, Nigeria, y anunciada por el presidente del cartel Edmund Daukoru, ministro nigeriano de petróleo.

Abuja, Nigeria.- La OPEP decidió el jueves mantener sin variar su producción, pero dejó abierta la posibilidad de reducirla en medio millón de barriles en febrero.

Los precios del crudo superaron los 62 dólares el barril como consecuencia.

La OPEP quiere transmitir calma y seguridad a los mercados y a los consumidores, al menos en el corto plazo, en momentos en los que las altas reservas de crudo están disminuyendo y los días más fríos del invierno en el hemisferio norte aún están por llegar.

Asimismo, la organización se reservó el derecho a mantener su postura y no recortar en febrero si se dispara la demanda, lo que dispararía aún más los precios.

"Mientras el barril de crudo siga por encima de los 60 dólares, la OPEP será siempre reacia a tomar cualquier medida", dijo el analista energético John Hall, de la empresa John Hall Associates. Hall señaló que un recorte dentro de dos meses depende de las condiciones del mercado.

El ministro de crudo de Qatar, Abdullah bin Hamad Al Attiyah, discrepó y vaticinó que el recorte se producirá independientemente de los movimientos de los precios.

El precio del crudo Brent que se cotiza en Londres subió 90 centavos a 62,23 dólares el barril tras conocerse el pronunciamiento de la OPEP; mientras que el crudo ligero que se transa en Nueva York aumentó 81 centavos a 62,18 dólares.

Cualquier recorte adicional se sumaría a la reducción de 1,2 millones barriles diarios anunciada en octubre y que aún no se ha implementado en su totalidad.

Según la Agencia Internacional de Energía Atómica, la OPEP produce 780.000 barriles menos que antes del anuncio de octubre.

 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?