| 6/24/2009 12:00:00 AM

OPEP calcula el precio del crudo para el fin de 2009 entre US$70 y US$75

Se espera que para finales del año el barril de crudo se vuelva a encontrar en precios que superan los US$70, aunque el crudo bajó por un fortalecimiento del dólar y un aumento en los inventarios de productos refinados.

MARACAY - La OPEP espera que el precio del barril de petróleo trepe a un rango de entre US$70 y US75 hacia fines del 2009, dijo el miércoles el ministro de Energía de Venezuela, Rafael Ramírez.

Los precios del crudo se han más que duplicado desde que se desplomaron en diciembre a un mínimo de cinco años cercano a los US$32, apoyados en parte por los recortes de producción acordados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

"Nosotros tenemos de facto un piso que superó hace tiempo un piso de US$55por barril (dpb) el WTI (referencial estadounidense) y la OPEP sigue con su meta de llegar a US70-75 (dpb) a finales de año", dijo Ramírez a periodistas.

Sin embargo, el funcionario expresó que aunque los inventarios globales de crudo han caído, aún permanecen en niveles muy altos.

"Sigue habiendo el tema de la inestabilidad de los precios, la manipulación, se afecta por la devaluación del dólar, se afecta por la especulación", agregó Ramírez.

Un dólar más débil abarata a las materias primas para los tenedores de otras divisas, como ha ocurrido recientemente, por lo que de cambiar su tendencia bajista presionaría a los precios del petróleo.

El crudo estadounidense para entrega en agosto bajó el miércoles US$57 centavos, a US$68,67 dólares el barril, golpeado por un fortalecimiento del dólar y un aumento en los inventarios de productos refinados del país norteamericano.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?