| 2/6/2012 3:10:00 PM

ONU promueve impuesto a emisiones contaminantes

Los gobiernos deben elaborar un pacto global que promueva un impuesto a las emisiones de carbono y precios de los bienes calculados con base en su coste ecológico, pidieron el lunes políticos y activistas en la sede europea de la ONU.

GINEBRA — La ex presidenta suiza Micheline Calmy-Rey dijo que el planeta vive por encima de sus posibilidades y necesita una economía "sostenible" que regente mejor los recursos naturales para sus 7.000 millones de habitantes, al mismo tiempo que promueve los derechos humanos, la igualdad y el fin de la pobreza.

Una comisión de la ONU pidió "rediseñar la economía global para un medio ambiente sano y para el bienestar social", dijo la ex mandataria a varios centenares de diplomáticos en la sede europea del organismo mundial. "Es alarmante que hayamos excedido ya la capacidad de la Tierra para sostenernos".

Agregó que una economía sostenible debería incluir incentivos para adoptar "en especial un impuesto al carbono, reformas a los sistemas fiscales nacionales que beneficien una ecología saneada, pago por servicios prestados por los ecosistemas y la adopción de criterios de sostenibilidad en la concesión de contratos públicos".

Empero, Kassym-Jomart Tokayev, ex primer ministro de Kazakjistán que dirige la sede de la ONU en Ginebra, pidió a los líderes mundiales que sean "pragmáticos" al iniciar una revolución de economía verde en la próxima reunión de Río de Janeiro, donde el mundo acordó por primera vez controlar los gases causantes del efecto invernadero.

Al quedar atascada la iniciativa diplomática en ese frente, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon ha desviado su atención a otros temas ecológicos y sociales, como el desempleo y los salarios inadecuados que recibe una gran parte de la población mundial.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?