| 2/23/2009 12:00:00 AM

ONU pide impulsar la industria manufacturera como salida a la pobreza

(LONDRES) Las naciones más pobres del mundo necesitan ayuda de los países más ricos para explotar las manufacturas en lugar de los recursos naturales o la agricultura, si quieren salir de la pobreza, dijo el lunes una agencia de Naciones Unidas.

Los países pobres deben fabricar más y tener mejores accesos a los mercados para expandir sus economías, señaló en un informe la Organización para el Desarrollo Industrial de Naciones Unidas.

Kandeh Yumkella, director de la entidad, dijo que un fracaso en ayudar a las cerca de 1.000 millones de personas más pobres del mundo en 60 países viviendo con menos de un dólar por día podría generar una migración masiva y aumentar la inseguridad mundial.

"No podemos abandonar a los 'mil millones de abajo'. Si tenemos estados fallidos, el mundo se tornará inseguro", dijo Yumkella a Reuters, tras indicar que la crisis financiera no debe ser usada como excusa para impulsar medidas proteccionistas que podrían dañar a los países más pobres.

Las exportaciones de manufacturas representaron un 81% de las exportaciones mundiales en el 2005, señaló el funcionario. Mientras las materias primas pueden dar una fuente de dinero fácil, los países pobres con grandes recursos naturales a menudo ven caer la producción industrial durante un auge de las materias primas.

Los descubrimientos de oro o petróleo pueden absorber mano de obra de las fábricas, elevando el precio de los bienes y alejando a la economía de las exportaciones, advierte el informe.

Los países africanos deberían aprender de sus pares asiáticos como Malasia, que desarrolló su economía a través de la creación de riqueza en lugar de enfocarse solamente en la eliminación de la pobreza, asegura el documento.

Africa ha sido adiestrada por décadas con el "síndrome del campesino feliz", en el que los donadores entregan dinero para aliviar la pobreza en lugar de apuntar la ayuda al crecimiento económico, afirmó Yumkella.

 

 

(REUTERS)

"Nosotros mostramos la imagen de este hombre pobre, con su mujer y cinco hijos en una choza", dijo. "Desde 1960 tenemos este concepto, de que podemos cambiar a este hombre, y vende porque la gente da dinero. No es el modelo asiático: ellos buscan competitividad, abriendo mercados y fabricas", explicó.

De cualquier forma, el informe advierte que los países pobres deben pensar cuidadosamente acerca de qué productos van a fabricar para exportar.

En lugar de fabricar productos terminados como camisas, los países pobres deberían hacer sus componentes, como botones. Especializarse en cosas específicas, pequeñas, puede incrementar su participación de mercado, dijo.

El documento cita el ejemplo de Qiaotou, una villa arrocera en el este de China, que ahora produce cerca de dos tercios de los botones del mundo.

El informe afirma que las naciones ricas pueden ayudar a las pobres a recrear este éxito invirtiendo en sus industrias y dándoles acceso a los mercados mundiales, posiblemente a través de preferencias comerciales.


 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?