| 6/9/2011 3:20:00 PM

ONU pide al Gobierno colombiano revisar la seguridad de defensores de DD.HH.

El representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, Christian Salazar, pidió al Gobierno del país andino revisar los esquemas de protección de los defensores de los derechos humanos tras el asesinato el martes de otra líder de desplazados en Medellín.

Bogotá - Salazar hizo esta petición en declaraciones a los periodistas en Sincelejo (noroeste), en alusión a la muerte de Ana Fabricia Córdoba, quien perdió la vida a manos de un sicario cuando se transportaba en un autobús.

El diplomático alemán calificó el crimen de "triste y preocupante" y se preguntó: "¿Qué han hecho las autoridades para investigar las amenazas que se habían hecho antes?".

Es "tiempo de revisar las políticas del Estado para proteger a los defensores y defensoras de derechos humanos", agregó Salazar, al explicar que "hay casos como el de ella (Córdoba) que no quería, aparentemente, someterse a un esquema, a un análisis de seguridad".

Y es que, según el Gobierno, la víctima había rechazado protección policial, lo que algunos allegados achacaron a que tras la muerte de su primer esposo y dos de sus hijos no confiaba en las fuerzas de seguridad.

Hacía menos de dos meses, Ana Fabricia Córdoba había denunciado en un encuentro de derechos humanos celebrado en la alcaldía de Medellín que había recibido amenazas de muerte.

La dirigente hacía parte de la Ruta Pacífica de las Mujeres y se había integrado al movimiento Poder Ciudadano, conformado por su prima la exsenadora Piedad Córdoba.

Salazar aseguró que las Naciones Unidas saben de casos de personas amenazadas que han tenido estudios de riesgo, pero tras meses de espera las han asesinado antes de que terminen esos análisis.

"Esto demuestra que es tiempo de repensar las políticas de protección", indicó.

Ayer, el vicepresidente colombiano, Angelino Garzón, consideró que la muerte de Córdoba habría podido evitarse y pidió investigar si hubo participación de integrantes de la Policía en el asesinato.

"Lo que ha pasado es muy grave porque este es un asesinato que hubiéramos podido evitar", dijo Garzón, al recordar que la víctima había denunciado públicamente amenazas.

 

 

Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?