| 7/19/2007 12:00:00 AM

ONU: Países pobres deben invertir en ciencia y tecnología

Para hacer eso, los países pobres deben dedicar fondos a promover su "economía del conocimiento", y los donantes deben incrementar la cantidad de ayuda que dan a proyectos que mejoran la capacidad de un país para desarrollar sus sectores industrial y agrícola, de acuerdo con el informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo.

Ginebra.- Los países menos desarrollados del mundo deben invertir fuertemente en ciencia y tecnología si quieren acabar con el rezago que los separa de las naciones ricas, indicó el jueves un informe de la ONU.

El documento indicó que los actuales programas de desarrollo dan mucho mayor énfasis al combate a la corrupción que a promover el tipo de innovación que ha hecho que países como Corea del Sur se hayan transformado. En el caso de esta nación asiática, pasó de ser un país pobre en 1950 a uno de los más avanzados del mundo en tecnología en la actualidad.

Entre el 2003 y el 2005, los 50 países menos desarrollados recibieron aproximadamente 827 millones de dólares anuales entre todos para investigación y entrenamiento profesional, de los cuales 12 millones de dólares estaban destinados a ayudarles a incrementar su capacidad agrícola. En comparación, se destinaron 1.300 millones de dólares para mejorar al gobierno, de acuerdo con el informe de 188 páginas.

"Existe una falta de equilibrio entre (la ayuda destinada al) gobierno y a asuntos sociales, y las cuestiones tecnológicas", dijo el secretario general de la agencia, Supachai Panitchpakdi, a periodistas en Ginebra.

De acuerdo con un objetivo establecido por la ONU hace tiempo, los países donantes se han comprometido a incrementar la ayuda para el desarrollo a 0,7% de su producto interno bruto para el 2015.

Supachai dijo que el dinero adicional podría ayudar a remediar el desequilibrio en el financiamiento para el desarrollo basado en el conocimiento.

Dijo que los países más pobres también necesitan entrenar a más trabajadores especializados y titulados con el fin de poder salir de una "trampa de la pobreza". Actualmente, demasiados están emigrando a países en desarrollo en búsqueda de mejores salarios y condiciones de trabajo, señaló.

Esta fuga de cerebros está privando a los países más pobres, especialmente en Africa, de aproximadamente un millón de trabajadores especializados, de acuerdo con el informe.

Indicó que la escasez de médicos, enfermeras, científicos, ingenieros y profesionales de tecnologías de la información está restringiendo el desarrollo de las empresas, la agricultura y los sistemas de salud de los países pobres.

La infraestructura deteriorada o inexistente, desde caminos hasta redes de cómputo y el suministro confiable de electricidad, también obstaculiza el progreso, señaló.

Y aunque los países más pobres ya disfrutan de un alivio temporal de ciertos acuerdos de la Organización Mundial de Comercio sobre la propiedad intelectual, el informe argumenta que se les deberían conceder más exenciones porque están mucho más atrás del resto de las naciones en desarrollo en lo que se refiere al registro de patentes y el aprovechamiento de las innovaciones tecnológicas más recientes.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?