| 8/30/2011 5:40:00 PM

ONU desbloquea 950 millones de libras en bienes libios depositados en Reino Unido

El comité de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hoy martes que el Reino Unido desbloquee 950 millones de libras en bienes libios que hay depositados en bancos británicos, y que se utilizarán principalmente para entregar ayuda humanitaria al pueblo de Libia.

Se trabaja en lograr "la transferencia rápida y segura" de esos bienes, que equivalen a 1.860 millones de dinares libios, al Banco Central de Libia.  Así lo informaron hoy los portavoces de la Misión del Reino Unido ante Naciones Unidas.
 
El desbloqueo de esos bienes se produce después de que el pasado jueves el mismo órgano desbloqueara, a petición de Washington, US$ 1.500 millones en bienes libios congelados en bancos estadounidenses, desde que el Consejo de Seguridad empezara a aplicar sanciones económicas contra el régimen de Muamar el Gadafi.

La medida tiene lugar mientras otros países también han realizado peticiones similares al comité de sanciones, entre los que se encuentra Alemania, que ha pedido desbloquear US$ 1.450 millones de fondos libios en entidades germanas, para lo que todavía se espera la decisión de ese órgano, según fuentes diplomáticas.

Varias delegaciones diplomáticas esperan que próximamente el Consejo de Seguridad apruebe el desbloqueo total de los fondos afectados por las sanciones 1.970 y 1.973 que sus miembros aprobaron a principios de año para presionar a Gadafi y que su régimen detuviera la violencia contra la oposición.

El desbloqueo se produjo poco antes de que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se reuniera con los miembros del Consejo de Seguridad para explicarles cuál es la situación actual sobre el terreno en Libia y exponerles sus ideas iniciales de cara al papel que el organismo debe jugar en la era "post Gadafi".

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?