| 6/26/2013 11:57:00 AM

ONU articulará norma para los coches de hidrógeno

La Comisión Económica de Naciones Unidas para Europa (UNECE) se prepara para adoptar una regulación técnica internacional que garantizará la seguridad en los vehículos que utilizan el hidrógeno como fuente de energía.

"Estas normas específicas que regulan la fabricación de vehículos de hidrógeno han tenido en cuenta los estándares ya existentes en Canadá, China, la Unión Europea, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos", explicó a Efe el secretario del Foro Mundial para la Armonización de la Reglamentación de Vehículos de la UNECE, Juan Ramos.

La regulación incluye una serie de normas para la seguridad tanto de los pasajeros, como de los mecánicos e incluso de los servicios de socorro en caso de accidente, al prever el máximo aislamiento posible del circuito de alimentación de las baterías para evitar descargas eléctricas.

"El reglamento está muy bien articulado y controla los contenedores de hidrógeno, el sistema de carga de este elemento químico y cada parte del sistema de alimentación del vehículo", precisó por su parte el secretario del grupo de trabajo en Seguridad Pasiva de la UNECE, Edoardo Gianotti.

"Nuestro deseo es que las recomendaciones permitan a los fabricantes tener las ideas claras sobre los requisitos que deben cumplir para fabricar este tipo de coches y poder exportarlos a distintos países", agregó Ramos.

A este respecto, consideró que el nuevo reglamento, cuya adopción está prevista para mañana, podría ser "el comienzo de una revolución en el mundo del motor".

Los vehículos de hidrógeno ya se fabrican, especialmente en Corea del Sur, pero de momento ni se producen ni se venden a gran escala justamente por la falta de un estándar internacional y de una infraestructura de estaciones de hidrógeno para repostar.

Hay dos tipos de vehículos de hidrógeno: los de combustión, que queman hidrógeno líquido para producir energía y emiten vapor de agua; y los de pilas de combustible, que convierten el hidrógeno vaporizado en energía eléctrica.

"No pueden clasificarse dentro de los vehículos eléctricos ya que estos últimos necesitan enchufarse a la corriente eléctrica o dependen de enormes baterías y tienen una menor autonomía", aclaró Ramos.

Un vehículo de hidrógeno puede recorrer 500 kilómetros sin necesidad de ser recargado con este elemento químico, mientras que la máxima autonomía de uno eléctrico es de 200 kilómetros.

Otras ventajas sobre los vehículos tradicionales -los que funcionan con gasolina- radican en su elevada eficiencia energética y en que las emisiones del tubo de escape no dañan el medio ambiente.

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?