| 11/30/2009 2:15:00 PM

OMC enfrenta debate y protestas

La Organización Mundial del Comercio comenzó su conferencia ministerial cuadrienal en Ginebra y una discusión vieja resurgió entre los ministros e integrantes del gabinete de 100 países.

Una década después de la llamada Batalla de Seattle, Estados Unidos, China y otras potencias económicas se reunieron el lunes una vez más para evaluar qué papel puede jugar el comercio en estimular el crecimiento económico mundial. Se espera que los asistentes a la conferencia discutan hasta el miércoles los esfuerzos para estabilizar y rejuvenecer el comercio ante el aumento del proteccionismo, el desempleo y la exportación de los puestos de trabajo.

Cerca del sitio donde se realizaba la conferencia había mucha seguridad, luego de que la policía disparara gas lacrimógeno y balas de goma contra unos manifestantes violentos que quemaron autos y rompieron escaparates de tiendas en el centro de la ciudad durante el fin de semana. La policía de Ginebra arrestó a 14 personas.

Dentro de la conferencia el ambiente no era menos dividido.

Los argumentos a favor y contra un acuerdo liberal internacional continúan igual, sus impulsores argumentan que un consenso para reducir las tarifas y los subsidios podría inyectar miles de millones de dólares a la economía mundial y ayudar a millones de personas a salir de la pobreza.

Los oponentes de este tipo de acuerdo sostienen que el comercio menos restringido podría empeorar la iniquidad mundial, a menos que se diseñen específicamente reglas para ayudar a que las naciones más pobres progresen y no sólo a las compañías multinacionales.

La próxima sesión carece de metas específicas como las que han tenido las conferencias que han pretendido concluir o avanzar hacia un nuevo acuerdo comercial mundial.

La conferencia ministerial más reciente, una reunión de todos los países integrantes de la organización, se realizó en Hong Kong en 2005 y surgió después de reuniones conflictivas dos años antes en Cancún, México, y otra en 1999 en Seattle.

La OMC convocó a la reunión de sus 153 integrantes para examinar asuntos de relevancia en momentos en que las exportaciones mundiales caen al ritmo más rápido desde la Gran Depresión. También ocurre mientras la ronda de liberalización de Doha, que tanto buscó la organización, está llegando malherida a su noveno año de existencia.

La organización consideró que el cambio de los asuntos críticos en la ronda evitaría la amargura y las protestas, a veces violentas, que han marcado las reuniones anteriores.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?