| 9/14/2009 12:00:00 AM

Oleoducto de los Llanos transportará 68.000 barriles de petróleo al día

Este lunes se inauguró el oleoducto que recorre 235 kilómetros de la región. La estructura, que tuvo una inversión de US$560 millones, facilitará el transporte del crudo desde la estación de Monterrey (Casanare) hasta el puerto de Coveñas (Sucre).

Puerto Gaitán, Meta, - El Oleoducto de los Llanos Orientales es considerado como la mayor obra de infraestructura para el transporte de petróleo que se ha construido en la última década en Colombia, indicó el Ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez Torres.

El oleoducto, que recibió una inversión de US$560 millones y que recorre 235 kilómetros, permitirá transportar el petróleo producido en Campo Rubiales (Meta) donde actualmente se extraen 68.000 barriles de crudo al día, lo que lo convierte en uno de los tres mayores campos de producción del país.

"La entrada en operación de este oleoducto no sólo confirma nuestro compromiso con la estrategia de desarrollo de Campo Rubiales, sino que también posiciona a los Llanos Orientales como la pieza principal del futuro de la industria del petróleo en Colombia”, señaló el Presidente de Pacific Rubiales Energy, Ronald Pantin.

Dicha infraestructura transportará petróleo pesado hasta la estación de Monterrey (Casanare), donde se conectará con el sistema nacional de transporte para ser bombeado hasta el puerto de Coveñas (Sucre).

El oleoducto será operado por la empresa Oleoducto de los Llanos Orientales (ODL), donde Ecopetrol es socia con un 65 % de acciones y Pacific Rubiales Energy, con el 35 %.

“Esta es una obra estratégica para el desarrollo de los crudos pesados en Colombia y se inscribe en la estrategia que se trazó Ecopetrol para el año 2015”, aseguró el presidente de Ecopetrol, Javier Gutiérrez.

 


(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?