| 11/23/2006 12:00:00 AM

Oleoducto griego-turco abatiría dependencia europea del gas ruso

La tubería de 285 kilómetros enviará gas natural del centro de Asia al noreste de Grecia y permitirá diversificar las importaciones de combustible de Europa al transportar gas no ruso a su primer mercado occidental directo.

Atenas - Mientras las autoridades europeas se inquietan por su dependencia del gas natural de Rusia, un oleoducto en construcción a través del mar Egeo podría aportar a la Unión Europea una alternativa al suministro ruso y hacer de Grecia un distribuidor regional de energía.

Una vez completado con una inversión de 320 millones de dólares, el Interconector Turquía-Grecia unirá a los antiguos rivales del mar Egeo mediante un ducto de 91 centímetros que discurrirá de la población turca de Karacabey a la localidad norteña griega de Komotini. Transportará gas natural del yacimiento enorme de gas de Shakh Deniz en Azerbaiyán y posiblemente de otras fuentes también.

Julian Lee, analista experto del Centro de Estudios Globales de Londres, considera que la importancia del oleoducto es "fundamentalmente política".

"Es un símbolo tangible de la cooperación a nivel económico entre Grecia y Turquía, pero también es el primer paso para abrir una ruta sureña de gas a Europa desde el mar Caspio", dijo Lee a The Associated Press.

En un intento por evitar la dependencia de las fuentes de gas y las redes de oleoductos de Rusia, la UE _cuyos orígenes después de la Segunda Guerra Mundial dependieron en gran medida de la cooperación energética_ financia hasta el 40% de los costos del Interconector.

La UE y Rusia sostenían otra cumbre concentrada en la energía en Helsinki el 24 de noviembre.

El Interconector tiene el factor potencial de consolidar el surgimiento de Turquía como un centro de distribución de energía y destacar la importancia estratégica que tiene en su aspiración de integrarse a la UE. Turquía importa ya gas de Rusia mediante el oleoducto submarino Corriente Azul, también desde Irán y pronto lo hará desde Azerbaiyán a través del conducto en el sur del Cáucaso. Los planes ambiciosos de Turquía para reexportar combustible incluyen el gasoducto Nabucco que comunica con Austria.

Nikos Stephanou, secretario general del Ministerio de Desarrollo de Grecia, mencionó "el papel importante de nuestro país" en la creación de la Comunidad de Energía del Sureste de Europa durante la primera reunión del consejo ministerial de la nueva entidad recientemente en Skopje, Macedonia.

Los trabajos de construcción, sin embargo, han tenido demoras que ensombrecen el Interconector, anunció la empresa del gasoducto de Turquía BOTAS la semana pasada. Proyectado en principio para iniciar operaciones a finales de año, el oleoducto podría entrar en operaciones poco antes de mediados del año próximo, en un reflejo inoportuno de las perspectivas para el acceso de Turquía a la UE.

Este contratiempo reciente coincidió con una conferencia internacional sobre el gas la semana pasada cerca de Atenas, entre compañías distribuidoras de Ucrania, Moldovia, Rumania, Bulgaria, Macedonia, Turquía, Rusia y la anfitriona Grecia, países que son mercados importantes del gas ruso.

El Interconector tendrá una capacidad inicial modesta de 3.500 millones de metros cúbicos que aumentará a 12.000 millones en un año, de los cuales unos 8.000 millones serán exportados al resto de Europa _una vez que Poseidón, el Interconector Italia-Grecia de 212 kilómetros submarinos, entre en operación en el 2010_ para formar el Proyecto Anillo de Gas del Sur de Europa, con ramales hacia los Balcanes.

Junto con el controversial oleoducto Corriente Nord que es construido de Rusia a Alemania, los Interconectores sureños tienen la finalidad de aliviar la presión en el oleoducto desde Rusia en su paso por Ucrania hacia Europa, cuya confiabilidad fue cuestionada en enero por una discusión airada de precios entre las ex naciones soviéticas que provocó una suspensión temporal del suministro.

El traslado de gas no ruso hacia Europa podría ser "parte de la lógica en las mentes de muchas personas, pero Turquía ya está importando gas de Rusia; quizá puede usar más de éste", estimó Lee.

Ante el riesgo de más apagones en verano y suspensiones del servicio en invierno, la UE se ha esforzado por armar una estrategia viable de energía para el siglo XXI. El bloque presentará un "itinerario" de energía en enero luego de revelar su informe exploratorio en marzo, teniendo en mente la prioridad de diversificar sus fuentes de gas.

Rusia, el productor de gas y petróleo más grande del mundo, representa más del 40% de las importaciones de gas en la UE y el 80% de las necesidades de gas de Grecia que muestran un crecimiento veloz, mientras con su táctica de mano dura tiende a convertirse en una fuerza de mercado cada vez más contenciosa.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?