| 4/10/2007 12:00:00 AM

OEA inicia trabajo de observación en Ecuador

La delegación está encabezada por Enrique Correa, representante personal del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza; el subjefe de la misión, Moisés Benamor, así como 30 observadores internacionales que desde el miércoles se desplazarán por varias zonas del país.

Quito.- La misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) inició el lunes su trabajo de observación con miras a la consulta popular del domingo en la que se aprobará o rechazará una asamblea constituyente, promovida por el gobierno del presidente Rafael Correa.

En un comunicado, la misión hizo "un llamado a las organizaciones de la sociedad civil a considerar una participación más activa encaminada al control ciudadano de la transparencia y legitimidad de este proceso electoral".

Los miembros de la OEA se reunieron el lunes con autoridades gubernamentales, electorales, representantes internacionales acreditados en el país y de la sociedad civil.

Está previsto que también mantengan entrevistas con partidos y organizaciones políticas, incluyendo las que promueven el "sí" y el "no" a la asamblea constituyente.

En una evaluación preliminar, la misión destacó el hecho que se haya culminado el proceso de elaboración de las boletas electorales, la repartición del material electoral y los simulacros del sistema de cómputo.

Señaló que a seis días del referendo, todavía están pendientes aspectos de la organización y administración de las elecciones y divulgación e información a los electores sobre la mecánica del sufragio.

La OEA expresó su confianza en que en los días que restan, el Tribunal Supremo Electoral redoble sus esfuerzos para incrementar las campañas de difusión e información acerca de la consulta popular.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?