| 2/12/2007 12:00:00 AM

OEA cauta con temas de Perú y Chile

Se refirió así al ser consultado sobre la opinión de la OEA acerca de la postura peruana que reitera que se mantiene pendiente la definición de la frontera marítima entre Perú y Chile.

Lima.- El secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza se mostró cauto el lunes cuando periodistas le preguntaron sobre las discrepancias en torno a la frontera marítima entre Chile y Perú.

"Nosotros, como OEA, no damos opinión sobre estos temas, no vamos a hablar sobre este tema, a menos que los dos países lo pidan, y este no es el caso. Ninguno de los dos nos ha pedido que participemos", dijo Insulza a la prensa.

Los chilenos sostienen que no hay ningún tema limítrofe pendiente con Perú, y aseguran que la frontera de mar quedó zanjada con acuerdos firmados décadas atrás.

"Siempre es bueno que los países tengan fronteras seguras y estables entre sí, es importante el entendimiento", dijo Insulza, sin ahondar más en el tema.

Recientemente, los dos países toparon nuevamente el tema de sus límites debido a un proyecto de ley chileno aprobado por el Congreso de ese país que creó una nueva región administrativa en el extremo norte y que aludía al límite con el país vecino.

El impasse se resolvió a fines de enero con la intervención del Tribunal Constitucional de Chile que dictaminó la inconstitucionalidad del artículo, que provocó la molestia del gobierno peruano. Perú reiteró que si bien no hay nada pendiente en lo que se refiere a límites terrestres con Chile, expresó que todavía no se define la frontera marítima.

Según Chile, los límites marítimos quedaron establecidos en los acuerdos marítimos de 1952, suscrito por ese país, Perú y Ecuador, y ratificado por otro de 1954, al que se sumó Colombia, pero los peruanos dicen que estos fueron tratados de pesca, y no se suscribieron como limítrofes.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?