| 11/7/2007 12:00:00 AM

OCDE: Latinoamérica es un motor de la globalización

El organismo de 30 países, la mayoría de ellos desarrollados, presentó en esta capital y por intermedio de Gurría un informe sobre las perspectivas económicas de Latinoamérica para el 2008. La OCDE, con sede en París, coordina políticas sociales y económicas.

Santiago de Chile.- Con un alto comercio exterior de 1,2 billones de dólares anuales y una captación de inversión externa por 72.000 millones de dólares, la importancia de América Latina en el comercio mundial es cada vez mayor, destacó aquí el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE, Angel Gurría.

"La importancia de América Latina en la economía mundial es cada vez mayor. Con un comercio exterior anual de 1,2 billones de dólares -equivalente al 71% del comercio exterior de China, una captación anual de flujos de inversión extranjera directa de 72.000 millones de dólares y remesas anuales de por lo menos 48.000 millones de dólares, América Latina es uno de los principales motores de la globalización", afirmó el ex canciller mexicano.

México es el único país de la región que participa en la OCDE mientras Chile fue invitado hace seis meses a integrarse, proceso que se encuentra en trámite. Y se apunta hacia Brasil como también otro posible integrante.

Gurría, quien estuvo acompañado en su exposición por el secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, el secretario de la OEA, José Miguel Insulza y el secretario ejecutivo de la Cumbre Iberoamericana, Enrique Iglesias, destacó el desempeño económico regional en los últimos cuatro años con un crecimiento del 5%.

Pero, reparó, que la pobreza sigue siendo un problema grave, con 81 millones de personas en situación de extrema pobreza.

En un comentario que hizo sobre el informe, el secretario de la OEA manifestó su complacencia porque "en América Latina están pasando cosas interesantes".

Las perspectivas latinoamericanas que la OCDE estudió se centraron en cuatro temas principales: la política fiscal, la reforma del sistema previsional, las multinacionales y las telecomunicaciones y el comercio para el desarrollo con China e India como ejes de ese aspecto.

En cuanto a la reforma fiscal el informe plantea que puede ser un desincentivo para la evasión fiscal, aumentando la recaudación y ampliando la base tributaria de los países.

"Uno de los principales retos pendientes consiste en hacer que los sistemas de recaudación sean más justos y más equilibrados mediante la eliminación de las exenciones especiales sobre los impuestos directos e indirectos", afirmó el estudio.

Un gráfico sobre la redistribución comparada de la riqueza a través de los impuestos en Europa y América Latina muestra que la desigualdad se mantiene casi inalterable en la región latinoamericana después de los pagos de impuestos y transferencias. Un coeficiente señala que en Latinoamérica baja de 52 a 50, en tanto que en Europa lo hace de 46 a 31.

La OCDE propicia la reforma fiscal y señala que entre otras cosas los países para legitimizarse deben fomentar un gasto público mayor y más justo.

Respecto al sistema de pensiones con la implementación en muchos países de las administradoras de los fondos de pensiones el informe consigna que se debe aumentar la cobertura.

El estudio resalta la importancia de la inversión extranjera, pero precisa que en el campo de las telecomunicaciones en Latinoamérica sus beneficios no han alcanzado a los sectores más vulnerables.

En cuanto al creciente poderío chino e indio en el comercio mundial, Gurría señaló que no es de extrañar por cuanto esos países tienen un tercio de toda la población mundial y que también poseen la mitad de la pobreza mundial.

"América Latina debe ver su relación con China e India más como una oportunidad de asociación que como una amenaza de competencia", aseguró el secretario general de la OCDE.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?