| 6/21/2006 12:00:00 AM

Obreros marchan contra TLC en Perú

Unos 2.000 trabajadores de construcción marcharon el martes por el centro de esta capital en rechazo al tratado de libre comercio (TLC) con los Estados Unidos y para pedir al congreso saliente que se abstenga de ratificarlo.

Los obreros también demandaron la aprobación por el pleno de una Ley General del Trabajo, que fue aprobada la semana pasada por una comisión legislativa.

En su desplazamiento hasta la sede del legislativo, la masa de obreros, que coreaba "No al TLC", causó gran congestión vehicular.

 

Enfrente del Congreso, los trabajadores quemaron muñecos que representaban al presidente Alejandro Toledo y a su ministro de Economía, Pedro Pablo Kuczynski, a quienes calificaron de "sirvientes de Estados Unidos", según se leía en un cartel.

Los trabajadores se oponen a que el congreso, que culminará sus funciones el próximo 28 de julio cuando se realice la transmisión de mando al presidente electo Alan García, debata y discuta la ratificación del acuerdo comercial, como pretende el gobierno saliente de Toledo.

 

"Debe ser un próximo congreso y un próximo gobierno los que vean este punto", dijo Mario Huamán, dirigente del gremio de trabajadores de construcción.

Huamán recordó a García su compromiso de revisar el TLC firmado por el actual gobierno si resulta perjudicial para los peruanos.

 

El Tratado fue firmado el 12 de abril por el gobierno de Toledo, quien fue el principal propulsor de ese acuerdo comercial en su convencimiento de que servirá para impulsar y sostener el crecimiento de las exportaciones peruanas que llegaron a un nivel récord de 17.000 millones de dólares el año pasado.  
Sin embargo, el sector agrario de Perú rechaza el acuerdo porque considera que perjudicará gravemente a los productores peruanos que no podrán competir con los productos agrarios subsidiados de los Estados Unidos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?