| 2/14/2011 1:15:00 PM

Obreros de GM en EEUU reciben bono de US$4.000

General Motors Co. pagará más de US$189 millones en reparto de beneficios a 48.000 obreros estadounidenses que trabajan por hora y varios millones más en bonificaciones a sus empleados asalariados.

Detroit - La empresa, que hace menos de dos años salió de la bancarrota al amparo de acreedores, pagará a la mayoría de sus empleados por hora un bono de más de 4.000 dólares cada uno, en recompensa por los sólidos beneficios obtenidos por la empresa el año pasado, agregó esa persona.

Los pagos son más del doble que los US$1.775 realizados en 1999, récord durante la bonanza de ventas de camionetas regulares y deportivas.

Los 28.000 empleados asalariados de GM, como ingenieros y gerentes, recibirán una bonificación del 4% al 16% de su salario básico. Menos del 1% recibirá un 50% más y otro 3% recibirá entre el 16% y el 50%, dijo esa persona. GM no otorga aumentos salariales anuales.

Esos bonos aumentan con el nivel de responsabilidad y se basan en el rendimiento del negocio y la empresa, dijo la fuente, que pidió no ser identificada porque esas cifras no han sido anunciadas públicamente. Los trabajadores fueron notificados de las bonificaciones el lunes por la mañana, agregó la persona.

GM ganó US$4.200 millones en los primeros nueve meses de 2010 y seguramente obtendrá beneficios en el cuarto trimestre. La empresa necesitó US$49.500 millones del contribuyente estadounidense para sobrevivir a la bancarrota de 2009 y el gobierno sigue siendo el dueño del 25% de las acciones de GM.

Los 45.000 obreros que trabajan en las plantas de GM recibirán más de US$4.000 y otros 3.000 trabajadores en cuatro plantas que adquirió GM a Delphi Corp. recibirán unos US$3.000 dólares.

La persona desconocía el costo total de las bonificaciones a los asalariados, pero es probale que superará los US$200 millones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?