| 3/16/2011 1:00:00 PM

Obama sellará en Chile la relación con ese país

La visita a Chile del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sellará la buena relación con uno de sus mejores aliados latinoamericanos, con el que mantiene un creciente intercambio comercial y cuyo modelo político quiere poner de ejemplo para la región.

Santiago de Chile - "Ambos países se profesan un respeto mutuo", decía el vicepresidente estadounidense, Josep Biden, quien hace dos años escogía precisamente Chile para su primer viaje oficial a Latinoamérica.

El próximo día 21 Obama llegará con un agenda muy apretada, porque en apenas 24 horas tratará con las autoridades chilenas sobre energía atómica, libre comercio, fortalecimiento de las instituciones, medioambiente y educación.

Cincuenta años después de que el presidente John F. Kennedy lanzara el programa de ayuda económica y social para América Latina conocido como Alianza para el Progreso, Obama pronunciará en Santiago un "histórico" discurso dirigido a toda la región.

Los analistas consultados por Efe consideran improbable que en ese discurso Obama se enfrente a los países del llamado "eje bolivariano", al que pertenecen Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua.

"Será un discurso pragmático en el que plasmará su visión del mundo y la región", declaró a Efe el profesor Peter Lewis, experto en ciencia política y relaciones internacionales.

La llegada de Barack Obama a la Casa Blanca supuso el fin de la política unilateral de George W. Bush y el comienzo de una nueva etapa en la relación entre Estados Unidos y Latinoamérica. Es por eso que "esta visita es muy positiva para la región, y para Chile en particular", asegura Lewis.

"El presidente de Estados Unidos ha elegido Chile por la visión mundial que ambos comparten pero sobre todo porque los dos países son miembros del Foro de Cooperación Asia Pacífico y entienden que el crecimiento de la economía esta cada vez más orientado hacia esa región", asegura este analista.

En la última década Estados Unidos ha invertido en Chile US$7.111 millones y el intercambio comercial en el último año superó los US$18.000 millones gracias al Tratado de Libre Comercio que que entró en vigor en 2004.

Pero aunque el volumen de intercambios que existía antes del acuerdo prácticamente se ha duplicado, en los últimos años Estados Unidos ha sido desbancado como primer socio comercial por China y la Unión Europea.

La protección en Chile a la propiedad intelectual, que Estados Unidos considera poco firme, es actualmente el principal escollo para profundizar en la relación comercial.

Según los expertos, "Estados Unidos quiere mostrar que el modelo aplicado en Chile puede funcionar en otros países pequeños" que actualmente se muestran reticentes a sellar un acuerdo con la mayor economía mundial.

Pero la visita de Obama a Chile no sólo se justifica por razones económicas, "sino también por lo que representa el presidente Sebastián Piñera, que con un gobierno de centro derecha ha seguido profundizando en una transición iniciada hace veinte años", asegura Peter Lewis.

Desde el punto de vista político, "hay un reconocimiento a Chile por su trayectoria en la últimas décadas como un país estable con el que se pueden mantener relaciones duraderas", señaló a Efe el director del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, José Morandé.

Ciertamente, el Chile que conocerá Barack Obama dista mucho del país que en 1973 estaba en la mira de la CIA, el Departamento de Estado y las compañías multinacionales.

Pero nadie piensa que Obama vaya a pedir perdón "por la imposición del gobierno militar" en 1973 ni a "rendir tributo a Salvador Allende y a los miles de chilenos asesinados por la tiranía de Augusto Pinochet".

"Me sorprendería que Obama hiciera un 'mea culpa' por esto, porque ya lo dijo hace un año; volver a tocar el tema abriría un flanco en la política doméstica, lo que en este momento no sería muy conveniente", agregó.

Para el profesor Morandé, uno de los temas más destacados de la agenda bilateral es el análisis de las carencias energéticas de Chile -el talón de Aquiles para el desarrollo del país- y la forma en que Estados Unidos puede contribuir en esta materia

Y aunque reconoce que el accidente ocurrido en Japón tras el terremoto ha avivado en Chile el debate sobre las centrales atómicas, el director del Instituto de Estudios Internacionales no cree que afecte a la firma del memorándum sobre cooperación en energía nuclear civil, un convenio que se enmarca e la cooperación iniciada entre ambos países en 2008.

"Es una señal de confianza por parte de Estados Unidos hacia Chile y también una opción interesante de estudiar, más allá de los reparos que el uso de una energía de esa naturaleza pueda suscitar en un país tan sísmico como Chile", apuntó el profesor Morandé.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?