| 11/25/2010 6:40:00 PM

Obama promueve éxito automotriz en Indiana

El presidente Barack Obama elogió el martes la resurrección de la industria automotriz y llevó su mensaje a una región donde la economía vacilante ha asestado un revés a su Partido Demócrata.

Indiana - Obama y el vicepresidente Joe Biden visitaron una planta de Chrysler especializada en producir transmisiones en esta ciudad industrial afectada por el desempleo, y la destacaron como un símbolo de "esperanza y confianza" en una economía mejor a pesar de que millones de personas siguen desempleadas.

"Nos estamos recuperando", dijo Obama. "Estamos avanzando".

Pero el mensaje económico se vio empañado por el sorpresivo ataque norcoreano el martes a una isla surcoreana, una provocación que complica más los desafíos que enfrenta Obama en su política exterior.

El viaje a Kokomo, una ciudad que Obama visitó durante la campaña presidencial del 2008, tuvo lugar el mismo día en que el Departamento de Comercio informó que la economía creció ligeramente más rápido en este verano que lo anticipado. Asimismo se produce después que General Motors hizo su primera emisión de acciones al público la semana pasada, un indicio de mejoría de la automotriz salvada por un rescate del gobierno.

"Tomamos la decisión de estar a su lado porque teníamos confianza en los trabajadores estadounidenses y hoy sabemos que esa fue la decisión correcta", señaló el presidente.

Obama aprovechó la visita para promover el paquete de estímulo económico de US$800.000 millones que impulsó al llegar a la presidencia.

Antes de recorrer la planta automotriz, el mandatario se detuvo en una estación de bomberos, que la Casa Blanca indicó pudo recontratar a nueve funcionarios con la ayuda de los fondos del paquete de estímulo.

La caravana presidencial también pasó por una escuela primaria en la que Obama saludó a un grupo de niños emocionados. Los Distritos Escolares Consolidados del Centro Municipal-Kokoma recibieron más de US$12 millones del programa de ayuda, indicó la Casa Blanca.

El presidente se esmeró el martes por conectar con el público, en un aparente esfuerzo por corregir lo que ha calificado como una falla de su parte para explicarle las políticas a los estadounidenses.

En un momento dado, Obama se detuvo en una paqueña panadería y ordenó rosquillas, buñuelos de manzana y pancitos de canela y de calabaza. La Casa Blanca dijo que el matrimonio dueño del lugar recibió un préstamo de 140.000 dólares del paquete de estímulo para comprar la tienda, que abrió hace casi un año.

Pero en un hecho que puso de manifiesto las dificultades para el presidente, la Reserva Federal rebajó su pronóstico para la economía hasta el 2011, citando un crecimiento más bajo de lo esperado.

La ciudad de Kokomo celebró que Chrysler anunciara planes de invertir otros US$843 millones en sus plantas en esta ciudad.

Chrysler dijo en una declaración que el dinero pagará los equipos para modernizar dos plantas de transmisiones y otra de fundición. La inversión permitirá extender la vida de las plantas y retener unos 2.250 empleos, dijo la compañía.

La empresa ya había anunciado que producirá una nueva transmisión automática de ocho velocidades en Kokomo en el 2013.

Chrysler agregó que la nueva inversión elevará el compromiso de la firma con las plantas de Kokomo a US$1.100 millones, lo que representará casi 3.000 millones desde que salió de la protección por bancarrota, asistida por el gobierno, en el 2009.

La automotriz con sede en Auburn Hills, Michigan, ahora operada por Fiat Group SpA de Italia, estaba cerca de su desaparición cuando recibió un rescate de 12.500 millones de dólares por parte de los contribuyentes para salir adelante. A cambio, el gobierno obtuvo un 10% de la compañía, que todavía debe unos US$5.700 millones.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?