| 1/9/2011 8:00:00 AM

Obama promete investigación a fondo, tras ataque a legisladora

El presidente Barack Obama advirtió que las autoridades llegarán al fondo en las investigaciones sobre el ataque mortífero a tiros perpetrado el sábado en Arizona, aunque por el momento se desconocen los móviles del agresor.

Washington — Obama, muy serio, habló ante las cámaras en la Casa Blanca y deploró la muerte de un juez federal, de una niña de 9 años y de por lo menos cuatro personas más en el ataque a tiros, ocurrido frente a una tienda de abarrotes. Afirmó que la representante demócrata Gabrielle Giffords, herida en la cabeza, es su amiga, y reveló que ahora, la legisladora luchaba por sobrevivir.

El mandatario dijo que las autoridades desconocen qué provocó los ataques. Añadió que habrá una investigación amplia.

"Llegaremos al fondo de esto", advirtió.

Obama consideró que el tiroteo era "una tragedia indescriptible" y añadió que constituía "un acto de violencia tan terrible y sin sentido no tiene lugar en una sociedad libre". El mandatario envió al director del FBI para supervisar la investigación del tiroteo.

"No es una sorpresa que Gabby haya hecho hoy lo que hace siempre: escuchar las esperanzas y preocupaciones de los vecinos", dijo Obama en una conferencia de prensa transmitida por la TV a todo el país. "Esa es la esencia de nuestra democracia".

La Cámara de Representantes pospuso la votación sobre la reforma de salud, luego del ataque.

El líder de la mayoría republicana en la cámara baja, Eric Cantor, dijo que todas las acciones legislativas "se han pospuesto, de modo que podamos adoptar los pasos necesarios a la luz de la tragedia de hoy".

La Cámara de Representantes tenía previsto votar el miércoles sobre la propuesta de revocar la ley de salud, defendida vigorosamente por Giffords. Los republicanos tomaron el control de la cámara baja la semana anterior, luego de quitar 63 escaños a los demócratas en los comicios de noviembre.

El tiroteo provocó una oleada de reacciones de solidaridad con la legisladora, de parte de políticos y dignatarios de todo el país.

John Boehner, presidente de la cámara baja, dijo estar "horrorizado" por el ataque.

"Un ataque a un servidor público es un ataque a todos los servidores. Los actos y amenazas de violencia contra funcionarios públicos no tienen lugar en nuestra sociedad. Oramos por la representante Giffords, sus colaboradores, todos los heridos y sus familias. Es un día triste para nuestro país", dijo el republicano Boehner.

Su antecesora, la demócrata Nancy Pelosi, pidió un minuto de silencio durante un acto caritativo en San Francisco.

Visiblemente apesadumbrada, Pelosi describió a Giffords como una "estadounidense brillante y patriótica".

La ex líder de la cámara baja, quien es representante por California, dijo que es "importante reconocer que éste es un día muy triste para nuestro país".

En tanto, el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, consideró que el ataque en Arizona ocasionó la "trágica pérdida para servidores públicos dedicados y para sus familias".

Roberts dijo que el poder judicial ha sufrido la pérdida de "uno de nosotros", en referencia al juez federal John Roll, cuya muerte se confirmó horas antes. Añadió que Roll sirvió "a Arizona y al país sin egoísmo y con gran distinción, como fiscal y juez, durante más de 35 años".

Agregó que la muerte del juez constituye "un sombrío recordatorio sobre la importancia del estado de derecho y de los sacrificios de quienes trabajan para salvaguardarlo".

La fuerza policial del Capitolio recomendó a los miembros de la Cámara de Representantes y a sus asesores que tomen "las precauciones razonables y prudentes" para salvaguardar su seguridad, tras el ataque.

En un correo electrónico obtenido por The Associated Press, la policía de la sede legislativa informó que está directamente involucrada en las investigaciones del ataque.

El senador por Arizona, John McCain, consideró que el ataque constituye una tragedia que ha estremecido la nación.

Desde Cartagena, Colombia, donde se reunía con el presidente Juan Manuel Santos, el republicano McCain dijo que estaba "profundamente entristecido y conmocionado por la tragedia" ocurrida en Arizona.

"El ataque a tiros contra la legisladora Giffords y las muertes de otros individuos constituyen una tragedia terrible", dijo el también ex candidato a la presidencia.

Añadió que oraba por "Mark, el marido de la legisladora, y por toda su familia, así como por las otras víctimas".

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?