| 4/28/2010 9:40:00 AM

Obama prevé nueva crisis sin regulaciones a Wall Street

El presidente Barack Obama dijo a votantes en el medio oeste del país que a menos que los legisladores frenen a Wall Street, no hay garantía de que no se repita una crisis económica en la región.

Iowa, — Hacer tal conexión mientras vende la iniciativa de ley reguladora en materia financiera impulsada por los demócratas es un imperativo tan político como económico para Obama. El presidente no aparece en noviembre en la boleta electoral, pero sus compañeros demócratas enfrentan un difícil panorama político debido en parte al recelo público sobre su manejo de la economía.

En el tema de las regulaciones financieras, Obama y los legisladores demócratas ven una oportunidad para retratar a los republicanos como obstruccionistas que apoyan a los banqueros de Wall Street, no a la clase media estadounidense.

El martes, primer día de una gira por tres estados rurales para tratar el asunto económico, el mandatario atacó a los senadores republicanos por bloquear el debate sobre un proyecto de ley que impondría mayor control federal sobre el sistema financiero de la nación.

"Una cosa es oponerse a una reforma, pero oponerse simplemente a hablar de frente al pueblo estadounidense y tener un legítimo debate, eso no es correcto", enfatizó Obama en Ottumwa, Iowa. "El pueblo estadounidense merece un debate honesto sobre esta iniciativa de ley", subrayó.

Durante escalas en Misurí e Illinois el miércoles, se prevé que Obama prosiga su campaña para encuadrar la agenda de su gobierno —desde la ley de recuperación por 862.000 millones de dólares a la reforma integral en materia de salud— como parte de su plan para colocar a la economía en un sendero hacia un futuro más sustentable.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?