| 2/16/2009 12:00:00 AM

Obama nombra asesores para plan automotriz

Administración Obama elegió un equipo para supervisar el desarollo del sector automotriz.

 El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, podría anunciar más tarde el lunes la creación de un nuevo equipo de asesores, llamado para reestructurar las golpeadas automotrices del país.

El nuevo equipo asesor, que se llamará Task Force Autos, será transversal al Gobierno ya que cruzará los departamentos de Tesoro, Trabajo, Transporte, Comercio y Energía.

"Creo que será revelado más tarde el lunes", dijo su portavoz, Robert Gibbs, a bordo del avión presidencial Air Force One, y agregó que el anuncio probablemente será realizado a través de un comunicado.

General Motors y Chrysler, que ya recibieron en diciembre ayuda financiera estatal, deben presentar el martes planes que demuestren que podrán sobrevivir en el mediano plazo. Ambas empresas recibieron 13.400 millones de dólares en ayuda de emergencia.

Con esta decisión Obama descartó el plan de crear un "zar de los autos" con superpoderes, como se especuló inicialmente.

El secretario del Departamento del Tesoro, Timothy Geithner, será quien supervise el uso de los préstamos del rescate a las automotrices y es además el codirector del nuevo grupo junto con el asesor financiero de la Casa Blanca, Lawrence Summers, había dicho un funcionario el domingo.

"Esperamos ansiosos los planes que ofrecerán las automotrices", dijo Gibbs. "Es extremadamente importante tener un industria fuerte y viable. Obviamente, eso requiere de cierta reestructuración para asegurar la viabilidad", agregó.

Gibbs dijo que Ron Bloom, un experto en reestructuración que ha aconsejado a sindicatos y ahora será asesor en la crisis automotriz, dará un gran impulso al nuevo grupo.

GM celebró la creación del nuevo panel. "Esperamos reunirnos pronto con este equipo para compartir el plan detallado de reestructuración de GM para restaurar la viabilidad de nuestra firma y cumplir con los requisitos de sus acuerdos de préstamos", dijo la firma.

Negociación

 

GM negocia contrarreloj con el sindicato Trabajadores Automotores Unidos (UAW, por su sigla en inglés) concesiones para ayudar a completar el plan de viabilidad.

Si GM no lograra acuerdos para recortar deudas y costos, la automotriz pasaría a depender de un rescate total del Gobierno o sería forzada a declararse en quiebra.

Los negociadores del sindicato, que el viernes habían abandonado la mesa de negociaciones por diferencias con GM acerca de la cuestión central de cómo financiar los costos de salud de los jubilados, volvieron a negociar el domingo, según una fuente informada de la situación.

Ambas partes lograrán un acuerdo para el martes, dijo el lunes a Reuters un diputado republicano.

Thaddeus McCotter, del estado de Michigan, dijo a Reuters en una entrevista telefónica que el progreso reciente de las negociaciones llegó tras el avance en el diálogo entre GM y sus tenedores de bonos.

Los acreedores de GM posee títulos por unos 18.000 millones de dólares.

El portavoz de GM, Steve Harris, dijo que el directorio de la compañía coincidirá el lunes en una conferencia telefónica para revisar un borrador del plan de reestructuración aunque el trabajo continuaría hasta el plazo final para la presentación.

Tanto GM como Chrysler han dicho que esperan cumplir con las metas de eliminación de costos fijadas bajo el rescate estatal, que incluyen volver competitivos a los empleos asalariados en relación a las automotrices japonesas que operan fábricas en Estados Unidos.

Los delegados del UAW no pudieron ser contactados para hacer comentarios.

GM, Chrysler y Ford Motor Co han recortado 250.000 empleos desde el comienzo de la década y buscan recortar más.

Ford, que busca una línea de crédito de 9.000 millones de dólares del Gobierno, sigue conversando con UAW para asegurarse cualquier concesión hecha a sus rivales.

 

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?