| 7/28/2008 12:00:00 AM

Obama y McCain centran atención de nuevo en economía

Chicago.- El candidato presidencial demócrata Barack Obama se reunirá el lunes con un panel estelar de asesores, mientras él y su rival republicano John McCain pasan de los asuntos internacionales a la principal cuestión para los votantes estadounidenses: la alicaída economía.

Después de una gira internacional de una semana, Obama viaja a Washington para encontrarse con un panel que incluye al inversor multimillonario Warren Buffett, al ex presidente de la Reserva Federal Paul Volcker y al presidente de Google Eric Schmidt.

La campaña de McCain contraatacó con una conferencia telefónica donde la principal asesor económica, Carly Fiorina, dijo a los reporteros que el senador de Arizona ha estado "hablando discretamente" con economistas y funcionarios a lo largo del último año. Entre ellos, mencionó al presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, y al secretario del Tesoro, Henry Paulson.

"Creo que el pueblo estadounidense está recibiendo una pose fotográfica más de parte de Barack Obama, pero mientras tanto John McCain ha estado hablando sobre la economía, entendiendo la economía, recibiendo consejos sobre la economía por muchos, muchos meses," dijo Fiorina.

Los sondeos muestran que las preocupaciones económicas lideran los temores de los votantes por un amplio margen.

Después de una semana fuera del país, en la que se reunió con líderes mundiales y discutió temas de política exterior, Obama dijo que estaba ansioso por pasar a los temas de las alzas de los precios de la gasolina, las ejecuciones de viviendas y las quiebras bancarias. "La gente está preocupada por los precios de la gasolina, está preocupada por la seguridad laboral, está preocupada por su fondo de retiro a medida que cae la bolsa," dijo Obama en un encuentro de periodistas de minorías que tuvo lugar en Chicago el domingo.

"La gente está comprensiblemente preocupada por los efectos inmediatos de la economía, y eso es de lo que estaremos hablando," sostuvo.

Entre otros participantes de la sesión sobre economía que se realizará el lunes en un hotel de Washington, estarán el ex secretario del Tesoro Robert Rubin, otro ex secretario del Tesoro, Lawrence Summers, y el ex secretario de Trabajo Robert Reich. Obama dijo que la sesión apunta a analizar tanto sus propuestas existentes como ayudarlo a desarrollar medidas adicionales para revertir el curso de la economía.

El senador de Illinois dijo al programa "Meet the Press," de NBC, que él quería que el grupo "examine las políticas que ya hemos presentado: un recorte de impuestos para la clase media, una segunda ronda de estímulo, un esfuerzo para restablecer el mercado de las viviendas."

Ese tipo de cuestiones económicas, dijo, dominarán las preocupaciones de los votantes en la carrera hacia las elecciones de noviembre contra el republicano John McCain. McCain, un senador por Arizona, ha criticado a Obama por prometer que anulará los recortes impositivos que dispuso el presidente George W. Bush para los estadounidenses que ganan más de 250.000 dólares y por oponerse al pedido de McCain de levantar la prohibición sobre las perforaciones por petróleo costas afuera.

Obama ha acusado a McCain de aferrarse demasiado al enfoque económico de Bush. Las encuestas muestran que una mayoría de los votantes preferirían el liderazgo de Obama y los demócratas en la economía.

Pero McCain, un duro crítico de lo que él dice es un gasto público sin control, ha hecho incursiones entre los votantes con su pedido de un aumento de las perforaciones costas afuera y la construcción de nuevas planas nucleares.

Uno de los principales asesores económicos de McCain, el ex senador texano Phil Gramm, tuvo que dejar recientemente su cargo después de describir a Estados Unidos como una "nación de llorones" y decir que padecía una recesión mental.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?