| 9/14/2010 8:30:00 AM

Obama lleva el tema de la economía a los hogares

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llevó hoy literalmente el tema de la economía a los hogares del país, al participar en una reunión con votantes sobre el asunto en la vivienda de una familia en las afueras de Washington.

Washington.- En su discurso, Obama promovió sus medidas para salir de la recesión en los últimos veinte meses y las propuestas que ha presentado en los últimos días contra el estancamiento del crecimiento.

"Hemos detenido la hemorragia, estabilizado la economía, pero el hecho es que el ritmo de crecimiento no ha sido todo el que necesitamos", indicó el mandatario estadounidense desde el jardín de la familia de John y Nicole Armstrong, en Fairfax (Virginia), a unos cuarenta kilómetros de Washington.

Obama hablaba ante una audiencia de una treintena de personas, la mayoría amigos y vecinos de la familia anfitriona, aunque también se sumaron algunos políticos locales.

El gobernante estadounidense ha hecho ahora de la marcha de la economía su principal caballo de batalla.

Para Obama, el crecimiento económico, que actualmente da señales de estancamiento y, sobre todo, la creación de empleo, que no termina de arrancar, son vitales ante la proximidad de las elecciones legislativas del 2 de noviembre, que ponen en peligro la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes y el Senado.

Una de las principales medidas por las que aboga es por convertir en permanentes las desgravaciones fiscales para los ingresos familiares inferiores a US$250.000 anuales, instauradas por su predecesor, George W. Bush (2001-2009), y que expiran el próximo diciembre.

Además, quiere abolir esas desgravaciones para las rentas superiores al cuarto de millón de dólares, al considerar que los más pudientes no necesitan ayudas fiscales y concederlas representaría un coste de US$700.000 millones en diez años.

Por contra, la oposición republicana, que aspira a hacerse con el control de las dos cámaras en el Congreso en los comicios de noviembre, exige que se prorroguen las desgravaciones impositivas a las rentas más altas, con el argumento de que eso fomentará el consumo y dará un impulso a la economía en general.

En su intervención de hoy, Obama insistió en esas medidas, al asegurar que si se obedeciera a las exigencias republicanas, "le daríamos US$100.000 a gente que gana más de un millón, lo que no estaría mal si no fuera porque tendríamos que endeudarnos en US$700.000 millones en diez años para poder hacerlo. Y no nos lo podemos permitir".

A lo largo de la semana pasada, el presidente estadounidense planteó una serie de medidas para estimular la economía, que incluyen desgravaciones fiscales para las empresas que inviertan en nuevos equipos y un conjunto de inversiones en infraestructura por valor de US$50.000 millones.

El viernes pasado ofreció también su primera rueda de prensa en cuatro meses, en la que comenzó su intervención con una defensa de sus medidas económicas.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?