| 7/9/2009 12:00:00 AM

Obama expande esfuerzos para lograr pacto de cambio climático

El presidente estadounidense Barack Obama quiere que los principales países contaminadores se encaminen hacia un acuerdo para frenar el calentamiento climático.

L'AQUILA, Italia  — Seis meses después de su llegada a la Casa Blanca, Obama goza de cierto impulso: un acuerdo entre países industrializados y naciones de rápido desarrollo económico para limitar las temperaturas globales, además de la buena voluntad existente para encaramar a Estados Unidos como líder del debate.

Sin embargo el mandatario estadounidense, que se encuentra en Italia en la cumbre del G-8, se encontrará con la misma oposición de siempre.

Tanto los países ricos como los que están en vías de desarrollo creen que el otro bando no hace lo suficiente. Mientras tanto, los expertos aseguran que sólo cuando los países contaminadores trabajan juntos se logran soluciones a este eterno problema.

El miércoles, los países que forman el Grupo de los Ocho —Rusia, Japón, Alemania, Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Italia y Canadá— se comprometieron a reducir a la mitad las emisiones que provocan el efecto invernadero antes del 2050. Las naciones en vías de desarrollo, sin embargo, no se unieron al plan.

El calentamiento global podría provocar sequías devastadoras, inundaciones y enfermedades si no se controla, aseguran los científicos. El tema ha sido uno de los asuntos dominantes durante la cumbre.

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, dijo el jueves que los países del G-8 deben ofrecer financiación a las naciones más pobres para que cambien sus planes de desarrollo fuertemente dependiente del carbón y que se adapten a los efectos del calentamiento global.

Agregó que el grupo debe hacer ambas cosas para que los países en desarrollo reduzcan sus emisiones contaminantes.

Obama participará en foros que incluirán al grupo de países en vías de rápido desarrollo como Brasil, China, India, México y Sudáfrica. También participará en discusiones del G-8 que incluyen a Australia, Indonesia y Corea del Sur.

Los países representados en la cumbre, incluido Estados Unidos, provocan el 80% de las emisiones de gases que atrapan el calor y a los que se atribuye el calentamiento global.

Las decisiones que se tomen en esta cumbre serán clave para orientar a las negociaciones de un nuevo tratado climático que se discutirá en diciembre en Copenhague. Esa cumbre ha sido organizada por las Naciones Unidas.

"Esto será una oportunidad para que el presidente y otros líderes discutan que pueden hacer de forma colectiva para impulsar políticamente las negociaciones", señaló Mike Froman, un asesor en seguridad nacional que se encarga de la estrategia estadounidense durante la cumbre.

A ese nivel el sistema climático sufriría serios periodos de inestabilidad, según la junta experta en cambio climático de la ONU.

 

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?