| 7/29/2009 12:00:00 AM

Obama espera que GM y Chrysler devuelvan préstamos del Gobierno

El presidente Barack Obama dijo el miércoles que General Motors Co y Chrysler Group eran empresas que valía la pena salvar, pero que esperaba que pagaran los préstamos del gobierno.

WASHINGTON  -  Los comentarios de Obama se producen mientras cifras preliminares que mostraban que los distribuidores vendieron más de 16.000 vehículos en los primeros días de un programa patrocinado por el Gobierno, que apunta a impulsar las ventas de autos y a ayudar financieramente a las automotrices.

Se espera que el Departamento de Transporte de Estados Unidos publique información más específica la semana próxima.

En un discurso sobre la economía, Obama defendió la decisión del Gobierno de ayudar directamente a GM y Chrysler con aproximadamente US$64.000 millones, y facilitar sus bancarrotas durante la primavera boreal.

"Si GM y Chrysler están interesadas en hacer lo necesario para volverse competitivas y si los contribuyentes reciben el pago de cada dólar que pusieron, es un proceso que vale la pena apoyar", dijo.

"Salvamos cientos de miles de empleos como resultado de la ayuda, y esperamos que nos devuelvan el dinero", añadió.

La devolución de ese capital es incierta, pero la fuerza de trabajo del Gobierno dice que en el 2010 se podría producir una oferta pública inicial de acciones de la nueva GM, que podría incluir alguna combinación de nuevas acciones y la venta de la participación que está en manos del Gobierno.

Expertos independientes dudan que el Gobierno recupere su inversión. La capacidad de GM y Chrysler de pagar sus préstamos depende significativamente de un rebote del mercado de ventas de autos y si capturan una participación razonable del negocio.

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?