| 9/23/2010 3:00:00 PM

Obama elogia cooperación económica entre E.U y China

Barack Obama dijo el jueves que la cooperación entre Estados Unidos y China ayudó a calmar el torbellino financiero mundial.

Naciones Unidas.- Pero tanto el presidente estadounidense como el premier chino Wen Jiabao evitaron hablar de la política monetaria de Beijing, que según Washington perjudica a los trabajadores estadounidenses.

Los mandatarios se presentaron juntos ante la prensa durante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Obama dijo que la cooperación entre ambos países "ha sido absolutamente crucial" para aliviar la crisis financiera. Elogió al gobierno chino por su cooperación en materia económica, de seguridad y de no proliferación nuclear.

"Obviamente, tenemos trabajo que hacer en el frente económico", acotó. "Será muy importante que mantengamos discusiones francas y sigamos colaborando para lograr el equilibrio de crecimiento sostenido que es tan importante".

A pesar de una mutua dependencia creciente en las esferas diplomática, ambiental y de seguridad, además de la economía, Washington y Beijing mantienen diferencias profundas en materia económica y comercial. Las tensiones en este último campo se han exacerbado con el aumento del desempleo en Estados Unidos.

Una de las quejas mayores de Washington es que la estricta regulación y subvaluación de la moneda, el yuan, da a los exportadores chinos una ventaja desleal sobre los estadounidenses.

Pero en sus declaraciones públicas, los mandatarios se concentraron en los aspectos positivos.

"Nuestros intereses comunes superan de lejos nuestras diferencias", dijo Wen por intermedio de un intérprete.

En un discurso el miércoles por la noche, Wen negó que la política monetaria china produjera desempleo en Estados Unidos, y pidió que no se usara la cotización del yuan como argumento político.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?