| 3/16/2009 12:00:00 AM

Obama detalla plan para ayudar a negocios pequeños

WASHINGTON  — El presidente Barack Obama anunció el lunes un nuevo paquete de ayuda a pequeñas compañías y negocios, a los que consideró "el corazón de la economía de Estados Unidos", en una ofensiva destinada a lograr que los grandes bancos que recibieron ayuda federal usen el dinero para prestar a empresarios en dificultades.

"Ustedes merecen una oportunidad. Estados Unidos necesita que ustedes tengan una oportunidad", dijo Obama a un grupo de propietarios de pequeñas empresas congregados en la Casa Blanca, mientras el gobierno anunciaba medidas para la entrega de dinero a ese sector que da empleo a alrededor de un 70% de los trabajadores estadounidenses.

Por su parte, el secretario del Tesoro Timothy Geithner, que estaba con el presidente, dijo que la prosperidad del sector de las pequeñas empresas representa un elemento fundamental en cualquier recuperación económica.

El programa representa el paso más reciente del nuevo gobierno para recurrir a un gigantesco paquete financiero que busca frenar el desplome de la economía.

El amplio paquete de medidas incluye US$730 millones del plan de estímulo que reducirán inmediatamente los intereses en préstamos a negocios pequeños e incrementarán a 90% las garantías estatales sobre algunos préstamos de la Administración de Microempresas, una oficina federal que protege los intereses de la pequeña empresa.

El gobierno también tomará medidas dinámicas para impulsar la liquidez bancaria con más de US$15.000 millones dirigidos a descongelar el mercado de crédito secundario, según dijeron funcionarios enterados del plan y que revelaron detalles durante el fin de semana.

"Es un paso enorme en la dirección correcta", comentó el sábado Giovanni Coratolo, director de Política de Microempresas de la Cámara de Comercio de Estados Unidos. "En esta economía, tener la menor cantidad de riesgo para los bancos incentivará a éstos a prestar a los negocios pequeños.

Por otra parte, Obama volvió a expresar su indignación por la forma en que se comporta Wall Street. Dijo que intentará evitar que el gigante de los seguros American International Group, que se benefició de más US$170.000 millones en fondos de rescate, pague US$165 millones en bonificaciones a ejecutivos que llevaron a la empresa al borde de la quiebra.

"¿Cómo puede justificarse esta atrocidad que se comete contra los contribuyentes que están manteniendo a la compañía a flote?" preguntó Obama.

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?