| 1/23/2009 12:00:00 AM

Obama conserva su BlackBerry

Washington.- El presidente Barack Obama logró conservar su apreciado BlackBerry y ser el primer mandatario del país en utilizar correo electrónico.

"El presidente tiene un BlackBerry mediante una solución negociada que le permite estar en contacto con altos funcionarios y un grupo pequeño de amigos personales", anunció el jueves el vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs. No especificó con quién fue adoptada dicha solución negociada.

Gibbs dijo que el presidente dará un uso limitado al teléfono, y se aumentaron las medidas de seguridad del aparato para que Obama pueda tener una comunicación protegida.

Los mandatarios anteriores decidieron renunciar al correo electrónico porque éste puede ser exigido legalmente por el Congreso y las cortes, además de que puede estar sujeto a las leyes sobre archivos públicos.

Gibbs señaló que la oficina legal de la Casa Blanca supone que los correos electrónicos estarán sujetos a la Ley de Documentos Presidenciales, la cual estipula que los Archivos Nacionales preserven los registros presidenciales. Pero también dijo que algunas excepciones en la legislación permiten "comunicaciones estrictamente personales".

Se abstuvo de mencionar la forma en que se haría esa distinción, pero puntualizó que el aparato podría utilizarse para comunicación oficial y personal.

Obama portó el BlackBerry durante la campaña y la transición. Públicamente ha dicho que negociaba la manera de conservar el aparato a pesar de las preocupaciones sobre la seguridad en las comunicaciones y las cuestiones de la preservación de documentos.

Gibbs explicó que el presidente considera que el uso del teléfono portátil con correo electrónico es una manera eficaz de estar en contacto sin "quedar atorado en una burbuja".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?