| 5/14/2009 12:00:00 AM

Obama apura al Congreso para nueva ley de tarjetas de crédito

(Nuevo México) El presidente Barack Obama exhortó el jueves al Congreso para avale rápidamente una iniciativa de ley que busca acabar con las prácticas abusivas de las compañías de tarjetas de crédito, pero al mismo tiempo regaña a los consumidores, diciendo que deben comprar de acuerdo a sus posibilidades.

"No hay duda de que la gente debe aceptar sus responsabilidades", dijo Obama en una conversación con habitantes locales en el salón de una escuela secundaria. "Esto no es dinero gratuito: es una deuda y no deberían tomar más de lo que pueden manejar".

El acto presidencial comenzó con el testimonio de una mujer que dijo que su compañía de crédito le había aumentado de repente la tasa de interés a 30% sin explicación. Entre el público, había varias decenas de personas que le habían enviado cartas y correos electrónicos al presidente para expresarle su molestia con las tarjetas de crédito.

Obama pidió que los ciudadanos que con frecuencia compran más de lo que pueden pagar se hagan responsables de su situación.

"Los bancos también son negocios", dijo. "Así que tienen el derecho de insistir en que se les pague a tiempo".

De todas maneras, la meta principal de su presencia en Nuevo México era presionar al Congreso desde lejos para que haga más difícil a las compañías aumentar las tasas de interés en forma repentina, cobrar multas injustas por demoras o forzar a sus clientes a aceptar condiciones imposibles de cumplir.

"Esos tiempos se terminaron", dijo.

"Esto es Estados Unidos y no tenemos rencor si una compañía tiene éxito, cuando ese éxito se basa en tratos honestos con los consumidores", agregó. "Necesitamos una reforma para restaurar la sensación de equilibrio".

Obama ha exigido que la iniciativa de ley llegue a su escritorio para el 25 de mayo a fin de promulgarla. La Cámara de Representantes ya ha aprobado un proyecto de ley con algunas de las protecciones a los consumidores que quiere el presidente. El Senado podría votar esta semana un proyecto similar, con algunas diferencias.

Las dos iniciativas prohibirían aumentos de la tasa de interés sobre deudas existentes, en la mayoría de los casos, y obligarían a las compañías a dar aviso a sus clientes 45 días antes de un aumento de tasas. También evitarían que se emitan tarjetas de crédito a nombre de menores de edad.

 

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?